¿Por qué McDonald's ha empezado a racionar las patatas fritas en Japón?

Durante una semana, los clientes que pidan patatas fritas solo podrán coger el tamaño pequeño.

Libre Mercado

La crisis de suministros está empezando a ser un problema para la multinacional McDonald's. Concretamente, en Japón la firma de hamburguesas ha tenido que tomar medidas extraordinarias para que todos sus clientes puedan, al menos, tener una ración de patatas fritas.

Ante la escasez de este producto, la compañía ha decidido que, durante una semana entera, los que pidan este producto solo podrán coger el tamaño pequeño (S). Este complemento es para muchos japoneses indispensable para acompañar la hamburguesa y desde el 24 de diciembre (viernes) hasta el 30 de diciembre (jueves) lo tendrán restringido.

¿Cuáles son las causas de la escasez?

En primer lugar, una de las causas de esta escasez es la expansión de la variante Omicron, que ralentiza la producción de todo tipo de productos. Pero la razón principal son los problemas de suministro y los retrasos que afectan al puerto de Vancouver (Canadá), principal punto de tránsito de las importaciones de la compañía desde Norteamérica.

McDonald's Japan ha explicado que importa patatas de Norteamérica a gran escala a través del puerto de Vancouver, pero los envíos han sufrido retrasos debido a daños provocados por inundaciones. También hay que tener en cuenta que se aproximan las fiestas de Navidad y mucha gente tiene vacaciones y la producción de patatas se verá reducida.

La empresa ha subrayado la dificultad de adquirir materias primas de manera estable, señalando que ha buscado con importadores y proveedores la adopción de medidas alternativas, incluyendo organizar el transporte aéreo. Por ejemplo, en respuesta, McDonald's Japón ha importando 1.000 toneladas de patatas fritas congeladas por vía aérea, según Canadian Food Sinc.

A continuación