Kichi calienta la huelga del metal en Cádiz: "Hemos tenido que meterle fuego para que en Madrid se fijen en nosotros"

El alcalde de Cádiz alienta la huelga del sector del metal en la provincia con un megáfono.

LD/Agencias

El sector del metal en la provincia de Cádiz ha comenzado la tercera jornada de huelga indefinida sin llegar a un acuerdo con la patronal tras doce horas de negociación entre los representantes sindicales y la patronal. Los huelguistas han levantado barricadas y provocado cortes de tráfico y enfrentamientos con la Policía en diversos puntos.

La extrema izquierda andaluza está apoyando la huelga del metal y entre sus representantes se encuentra el alcalde de Cádiz, José María González Kichi que ha acudido a la puerta de la Subdelegación del Gobierno en la ciudad para alentar las protestas.

huelga-metal-cadiz-disturbios-161121.jpegLa huelga del metal colapsa Cádiz con cortes de tráfico, destrozos y enfrentamientos

"Hemos tenido que meterle fuego para que en Madrid se fijen en nosotros, y eso es una lástima" ha dicho Kichi con un megáfono ante los manifestantes y ha arengado el levantamiento afirmando que "llevar décadas y décadas de enganchar un contrato precario con otro, eso es violencia sistemática". "Y desde Cádiz no lo vamos a consentir", ha aseverado antes de manifestar a los trabajadores que "su" Ayuntamiento "estuvo, está y estará con vosotros".

"En Cádiz somos obreros y no delincuentes. Lo que hacemos es defender el plato de comida encima de la mesa y nada más y que no venga nadie a insinuar siquiera que en Cádiz se montan barricadas y que son cuatro exaltados los que están quemado coche", ha afirmado González.

El alcalde gaditano también ha escrito un hilo en su cuenta de la red social Twitter en el que dijo sobre los huelguistas que "ni son criminales, ni son delincuentes, ni son cuatro jóvenes exaltados, como decían ayer en el programa de Ana Rosa o en algún medio afín a los privilegiados. Son padres y madres de familia que luchan por poner un plato de comida sobre la mesa".

"No es sólo un convenio, se trata del presente y el futuro de la Bahía. Frente a los discursos de despachos, frente a quienes se ponen de perfil, frente a quienes se quedan en las formas para no entrar en el fondo, muestro no sólo todo mi apoyo, sino también mi lucha desde el papel y la trinchera que me toca ahora disputar y combatir", ha manifestado el alcalde de Cádiz, que ha añadido que "violencia es que en Madrid sólo nos escuchen cuando arde nuestra tierra harta de aguantar fatigas".

"Tenéis todo mi apoyo. Porque sois los míos. Porque soy de los vuestros. Por un convenio laboral digno, contra el cierre de Airbus, por la carga de un trabajo y por nuestros hijos y nuestras hijas. Qué viva la lucha de la clase obrera", termina su hilo abierto en su red social en apoyo de los trabajadores del metal.

A continuación