Por qué en China ya es más caro comprar un kilo de espinacas que un kilo de carne de cerdo

Mientras que el brócoli y la coliflor han subido de precio en un 50%, las espinacas se han disparado un 157% en las últimas cuatro semanas.

Patricia Malagón

La reapertura económica está generando una serie de problemas en el suministro de productos, como los semiconductores o el gas, aunque no son, ni mucho menos, los únicos. De hecho, en China las verduras se han sumado a este gran problema. Y es que, la mala cosecha del año pasado debido a las lluvias que dañaron fuertemente los cultivos y el aumento de los precios del carbón ha encarecido los precios de los vegetales de manera notable. Según el Ministerio de Comercio del país comunista, los precios se han elevado un 28% en el último mes.

Sin embargo, hay verduras que han subido mucho más. Por ejemplo, las espinacas han subido un 157% en las últimas cuatro semanas, mientras que el brócoli y la coliflor se han disparado un 50%. Según los datos de Bloomberg, un kilo de espinacas cuesta 8 yuanes (1,08 euros), lo mismo que costaba la carne de cerdo y la de pollo. En España, un kilo de espinacas congeladas se vende a 1,13, frente a los casi 4 euros del kilo de cerdo.

Además, otra situación que se está dando es que los principales restaurantes están congelando grandes cantidades de verduras. Esta mayor demanda de los clientes mayoristas, unida a una mala cosecha y al aumento del cultivo de invernadero, se ha convertido en la tormenta perfecta que está impulsando con fuerza los precios, haciendo que algunas verduras sean ya más caras que la propia carne.

Todo ello pese a que China no está atravesando un periodo de alta inflación como el que se está dando en Estados Unidos o Europa. De hecho, en el gigante asiático el IPC acumulado en 2021 ha crecido hasta el 0,7% frente al 5,4% estadounidense o el 3,1% de la zona euro. Sin embargo, esto no ha evitado que algunos productos sí estén registrando un notable aumento de los precios.

A continuación