Los aviones de hidrógeno, la alternativa de las aerolíneas contra la la obsesión ecologista

Otras compañías como la española Air Nostrum también trabajan ya en esta alternativa.

Libre Mercado

El ecologismo y la izquierda están poniendo contra las cuerdas a los viajes en avión. De hecho, en Europa países como Francia ya ha prohibido los vuelos que puedan hacerse en 2,5 horas de tren y por ello, algunas compañías aéreas están buscando alternativas para ser más verdes y así tratar de evitar estas radicales regulaciones. Este es el caso de Airbus, que ya mira al hidrógeno como alternativa.

La compañía holandesa tiene la intención de sacar un avión con cero emisiones para dentro de 10 años. Este podría ser el primer paso de la industria aérea para ser menos contaminante. De hecho, David Calhoun, presidente de Boeing, ya ha asegurado que los aviones propulsados por hidrógeno podrían generalizarse para el año 2050 gracias a sus características ecológicas, que serían bien vistas por los reguladores.

El avión cero de Airbus recibirá el nombre de ZEROE, pero no será la única apuesta de la compañía por el hidrógeno en los próximos años. Airbus, Air Liquide y VINCI Airports, tres grandes actores de la industria de la aviación, del hidrógeno y de los aeropuertos han firmado un acuerdo para promover el uso del hidrógeno en los aeropuertos y construir la red aeroportuaria europea para acoger los futuros aviones de hidrógeno. El aeropuerto de Lyon-Saint Exupéry (Francia) acogerá las primeras instalaciones a partir de 2023. Entre 2023 y 2030 quieren llevar a cabo un despliegue de las infraestructuras de hidrógeno líquido que permitirán el suministro de hidrógeno en los depósitos de los futuros aviones.

Pero Airbus no es la única empresa embarcada en proyectos similares. La compañía española Air Nostrum ya ha alcanzado diversos acuerdos con otros países y empresas para crear un centro de desarrollo en el que impulsar los aviones de hidrógeno a partir de 2025. El objetivo es dotar a aeronaves convencionales de 1.000 kilómetros de autonomía. Además, otras empresas como Ravn Alaska y Icelandair también están trabajando actualmente en este tipo de aviones menos contaminantes. Pero, por el momento se desconocen los detalles técnicos de estos aviones y si servirán para viajes de mayor duración.

A continuación