El boom de la construcción en Madrid continúa: 20.000 nuevas viviendas se levantarán en el noreste

En paralelo, la semana pasada se adjudicó la construcción de 5.400 viviendas del Plan Vive, una ambiciosa iniciativa público-privada.

Diego Sánchez de la Cruz

Junto a la M-30 y al Estadio Metropolitano, en pleno distrito de San Blas, el Ayuntamiento de Madrid reservó un espacio de casi seis millones de metros cuadrados pensado para acoger distintas infraestructuras deportivas de cara a la eventual celebración de unos Juegos Olímpicos en la capital del Reino. Puesto que dichos planes nunca llegaron a cumplirse, Madrid tiene hoy un gran "agujero" al noreste de su capital.

Esta situación puede cambiar en los próximos años, puesto que ya está en marcha un proyecto de inversión privada que pretende desarrollar este gran espacio en clave urbanística e inmobiliaria, tomando como referencia algunos de los distritos más modernos y dinámicos de ciudades como Miami, Singapur o Ginebra.

La Nueva Centralidad del Este sería, pues, un nuevo barrio distribuido en tres grandes zonas que compaginarían el uso residencial con la actividad económica de raíz tecnológica e innovadora. El Bosque Metropolitano serviría como eje para las zonas verdes y las dotaciones de transporte tratarían de implementar el concepto de la "mini-ciudad de los quince minutos", para que todos los puntos del nuevo barrio estén conectados en menos de un cuarto de hora.

De momento, la entidad gestora del proyecto ha comunicado al consistorio madrileño que está dispuesta a construir alrededor de 20.000 viviendas en este nuevo espacio. Se trata, pues, de un nuevo macro-proyecto que se suma a la Operación Chamartín o los desarrollos del Sureste. Tras el parón de la era Carmena, que frenó la construcción de al menos 163.000 viviendas, las grúas han vuelto con fuerza a la capital.

En paralelo, la semana pasada se ha anunciado la concesión de las primeras 5.400 viviendas del Plan Vive, una iniciativa de colaboración público-privada que sacará adelante un total de 17.000 pisos en régimen de alquiler asequible. La inversión privada ascenderá a 700 millones solamente en la primera fase del plan, que acaba de echar a andar con las primeras adjudicaciones. Se estima que el inquilino promedio ahorrará hasta 3.000 euros anuales en alquiler merced a esta iniciativa.

A continuación