Bankinter gana 1.140 millones hasta junio por la plusvalía de Línea Directa

Sin tener en cuenta la plusvalía, el beneficio neto recurrente es de 244,5 millones, un 124,1% más en comparación con el mismo periodo de 2020.

LM/Agencias

Bankinter registró un beneficio neto de 1.140,3 millones de euros durante el primer semestre de este año, que incluye una plusvalía después de impuestos de 895,7 millones procedente de la diferencia entre el valor contable de Línea Directa y la puesta a valor de mercado de esta compañía previa a su salida a bolsa, que tuvo lugar el pasado 29 de abril.

Excluyendo esa plusvalía, el beneficio neto se situaría en 244,5 millones de euros, un 124,1% por encima del primer semestre de 2020. Esta cifra incluye los 39,9 millones de beneficio neto generados por Línea Directa Aseguradora durante los cuatro meses que la compañía permaneció en el perímetro del banco, según ha informado este jueves el grupo.

Atendiendo únicamente a los resultados de la actividad puramente bancaria, a 30 de junio de este año el beneficio antes de impuestos se saldó con 287,6 millones de euros, frente a los 61,8 millones del primer semestre de 2020 y frente a los 344,8 millones del mismo periodo de 2019, aunque en este caso se incluía un apunte extraordinario de 57 millones procedentes de la operación de adquisición de EVO Banco.

Esto significa que, en términos comparables, el beneficio antes de impuestos de la actividad bancaria en este primer semestre de 2021 se sitúa próximo al nivel del obtenido antes de la pandemia, según el propio banco.

Bankinter ha subrayado que al cierre del primer semestre de este año mantiene la tendencia de crecimiento de su negocio recurrente ya exhibida durante el primer trimestre del ejercicio, solventando con éxito las dificultades aún no resueltas de un entorno económico que sigue lastrado por los efectos de la pandemia.

"Ese impulso de la actividad comercial, donde a la buena evolución de las líneas tradicionales se le suman cada vez con más brío los nuevos negocios y geografías, da como resultado mejoras en todos los márgenes de la cuenta, ratios, datos del balance, así como en el beneficio del periodo", destacan desde la entidad.

Mejoras en todos los márgenes

Así, todos los márgenes de la cuenta muestran cifras superiores no solo respecto a las del mismo periodo de 2020 sino también respecto al primer semestre de 2019, demostrando las capacidades de la entidad para cumplir sus planes estratégicos de compensar la ausencia de beneficios de Línea Directa con la fortaleza del negocio bancario en un periodo aproximado de tres años.

El margen de intereses alcanzó los 639,4 millones de euros, siendo un 4,4% superior al del mismo periodo de 2020, mientras que el margen bruto sumó en el mismo periodo 914,7 millones de euros, un 6% más. Una parte importante de esa cifra, casi un 70%, proviene del margen de intereses, mientras que las comisiones suponen un 29% del total de ese margen, procedentes sobre todo de negocios de aportación de valor como la gestión de activos (92 millones de euros en comisiones, un 23% más) o la operativa con valores (59 millones, +18%).

En total, los ingresos por comisiones netas ascienden a 265 millones de euros, con un crecimiento respecto al mismo periodo de 2020 del 9%.

En cuanto al margen de explotación antes de provisiones concluye este primer semestre en 504,1 millones de euros, con un crecimiento del 7,3%, mientras que los costes operativos se incrementan un 4%. Por su parte, la ratio de eficiencia acumulada se reduce hasta el 44,9% frente al 45,6% de hace un año.

Por lo que se refiere a las principales ratios, la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) es del 9,5% frente al 7,6% del primer semestre de 2020, que se vio lastrado por mayores provisiones extraordinarias. Esta ratio, que sitúa a Bankinter "a la cabeza del sector en rentabilidad", es un ROE ajustado que excluye la plusvalía de Línea Directa, aunque incluye los cuatro meses del resultado recurrente de esta compañía.

En cuanto a la solvencia, se mantiene en niveles "óptimos", con una ratio de capital CET1 fully loaded en el 12,2%, muy superior a la exigida por el Banco Central Europeo, que es del 7,68%.

Mejora la ratio de mora

Por su parte, la ratio de mora mejora en comparación con la de hace un año, hasta el 2,34%, con una cobertura del 62,5%.

En cuanto a la liquidez, Bankinter mantiene un gap comercial negativo, con una ratio de depósitos sobre créditos del 104,4%.

Dentro de balance, los activos totales del grupo llegan hasta los 102.645,3 millones de euros, un 10,6% por encima de los presentados al 30 de junio de 2020.

La inversión crediticia a clientes suma 66.896,1 millones de euros, un 5,2% más. El crecimiento de la inversión en España fue del 4% frente a un decrecimiento producido en el sector, con datos a mayo del Banco de España, de un 1% de media.

En cuanto a los recursos minoristas de clientes, cierran este primer semestre en 68.596,2 millones de euros, un 11,5% más. El crecimiento en España de esos recursos minoristas fue del 11%, frente a un crecimiento sectorial que, de media, fue del 4,9% con datos a mayo del Banco de España.

A continuación