El boom de los nómadas digitales: los requisitos para teletrabajar desde Estonia o Bahamas

España no es el único país, ni el primero, que trata de ofrecer condiciones atractivas para estos profesionales.

Libre Mercado

A comienzos del mes de julio, el Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto de ley de startups que incluye la creación de un nuevo visado para teletrabajadores que busquen establecerse en España.

Gracias a la expansión del teletrabajo por la pandemia, cada día son más los profesionales que desean desplazarse mientras puedan continuar con su actividad en remoto. España ha sido el último país en sumarse a la práctica de atraer a los llamados nómadas digitales, pero hay muchos otros países que llevan años a la caza de este tipo de talentos ofreciendo condiciones fiscalmente atractivas.

De Europa a las Bahamas

Como publica El Economista, países como Estonia, Croacia o Bahamas son algunos de ellos, aunque todos exigen ingresos demostrables que superan el sueldo medio en España.

Así, estos trabajadores pueden solicitar en Estonia, antes del estallido de la pandemia, el Visado para Nómadas Digitales del país para residir durante un año siempre y cuando cumplan con los requisitos necesarios, entre los que se encuentran tener un contrato estable de teletrabajo o unos ingresos mensuales brutos de 3.500 euros aproximadamente.

En el caso de Croacia, cuya iniciativa de captación de teletrabajadores comenzó el pasado enero, el país balcánico exige unos ingresos mensuales mínimos de 2.200 euros o bien unos ahorros de 25.000 euros para una estancia que no puede superar el año, pudiendo solicitarse nuevamente después de 6 meses de haber expirado.

El programa Extended Access Travel Stay de Bahamas (BEATS) igualmente permite una estancia de 12 meses para la cual, además de un coste de 500 dólares (unos 425 euros) por la solicitud, se debe contar con seguro médico y unos ingresos de 70.000 dólares (59.500 euros aproximadamente) al año.

Otro lugar paradisíaco, Barbados, inició el verano pasado su programa Welcome Stamp, que permite trabajar a distancia desde la isla durante un máximo de 12 meses. Por su parte, las Bermudas lanzaron en agosto su formulario de Certificado de Residencia de un año para trabajar desde allí.

A continuación