Calviño intenta echar un capote a Gabilondo y dice que ahora no es el momento de subir impuestos

Pese a que el lunes Montero presentó su reforma fiscal con especial atención a la Comunidad de Madrid, este jueves Calviño se ha desmarcado.

LD/Agencias

La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, ha asegurado este jueves que "no es el momento de subir impuestos" porque la prioridad ahora mismo del Gobierno español es impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo, razón por la que, según ha dicho, tampoco se han subido este año, "como se ha demostrado" en los Presupuestos Generales del Estado.

"De ninguna manera estamos hablando de subir impuestos, y menos a corto plazo", ha remarcado la vicepresidenta, que ha explicado que eso no quita para que se haya creado un grupo de expertos sobre el que construir las bases de la futura reforma fiscal.

Calviño, en declaraciones a la cadena SER recogidas por Europa Press, ha afirmado que por eso no existe ninguna incompatibilidad entre lo que está defendiendo el candidato socialista a las elecciones de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, y el discurso del Gobierno central.

Para la vicepresidenta, es evidente que hay que modernizar el sistema fiscal en España, hacerlo más "sólido y progresivo", y analizar, por ejemplo, las oportunidades que brinda la fiscalidad verde.

"Y para hacer todo eso se ha creado un grupo de expertos", ha indicado Calviño, que ha subrayado que, sobre la base de las recomendaciones que hagan estos expertos, se irán haciendo las transformaciones en el sistema fiscal.

"No es el momento de subir impuestos y lo hemos demostrado con los Presupuestos de 2021. Ahora bien, tenemos que empezar a pensar en la imposición digital, en la imposición verde, en cómo hacer el Impuesto sobre Sociedades (...)", ha indicado Calviño.

Incoherencia en el Ejecutivo

Con estas declaraciones Calviño parece querer echarle un capote a Ángel Gabilondo quien se afana cada día en desmarcarse de los planes del Ejecutivo central de subir todos los impuestos, para, como defiende María Jesús Montero, cubrir la supuesta brecha fiscal que nos separa de otros países de la Unión Europea. Una brecha que, tal y como ha recordado Libre Mercado, no es real ya que se fija en la diferencia de recaudación y no en lo que se paga de impuestos en unos países u otros. En España se recauda menos porque hay un paro mucho mayor al de otros países de nuestro entorno.

El mismo lunes de esta semana Montero presentaba su plan de reforma fiscal para subir los impuestos a todos los españoles. Un plan que, según explicó, consistirá en "una revisión global del sistema fiscal, pero con especial atención a las figuras que tienen un menor rendimiento, como el Impuesto de Sociedades", así como "las vinculadas a la imposición a la riqueza —Patrimonio, Sucesiones y Donaciones— ya que hay una situación asimétrica en el territorio porque alguna comunidad autónoma prácticamente ha dejado sin contenido estas figuras". Un mensaje especialmente dirigido a la Comunidad de Madrid ya que una de las propuestas de Montero desde que es ministra ha sido la de armonizar Patrimonio y Sucesiones en toda España, es decir, elevar los impuestos en las regiones con la fiscalidad más atractiva.

A continuación