Hacienda se aficiona a las inspecciones por videollamada

La Agencia Tributaria considera que todavía es necesario este recurso por los riesgos del coronavirus.

Libre Mercado

Desde que se desató la pandemia generada por la covid-19, Hacienda empezó a buscar vías alternativas para poder realizar las inspecciones. De hecho, a finales del mes de junio del año pasado se conoció que la Agencia Tributaria empezaría a usar la plataforma Zoom para algunos trámites. Tras estos meses de utilización de la vía telemática, el fisco ha anunciado en su Plan Anual de Control Tributario la posibilidad de seguir utilizando estas herramientas para realizar algunas comparecencias. Cabe señalar que la normativa ya fue modificada para permitir que se pudiera usar el canal online para estos fines.

El BOE del 17 de junio decretó esta nueva vía que, desde entonces, no ha dejado de aplicarse. "Las actuaciones de la Administración y de los obligados tributarios en los procedimientos de aplicación de los tributos podrán realizarse a través de sistemas digitales que, mediante la videoconferencia u otro sistema similar, permitan la comunicación bidireccional y simultánea de imagen y sonido, la interacción visual, auditiva y verbal entre los obligados tributarios y el órgano actuante, y garanticen la transmisión y recepción seguras de los documentos que, en su caso, recojan el resultado de las actuaciones realizadas, asegurando su autoría, autenticidad e integridad", señala el BOE.

Cuando España estaba viviendo el confinamiento domiciliario, Hacienda decretó una paralización de los plazos y amplió los procedimientos hasta que implementó el nuevo sistema telemático que limitaba las visitas presenciales y permitía seguir investigando y resolviendo diversas gestiones. Ahora, la Agencia Tributaria asegura que esta nueva gestión ha funcionado muy bien y en su Plan Anual de Control Tributario recoge la posibilidad de seguir usando esta herramienta para "acercar" la oficina tributaria a los contribuyentes, recoge El Economista.

Hacienda, por el momento, solo establece que considera "complementario" este recurso. Entre los expertos consultados por este periódico hay opiniones enfrentadas sobre esta medida. Muchos creen que la nueva herramienta es "un gran avance para el contribuyente porque, en apariencia, nace como una norma voluntaria al exigirse su consentimiento". Sin embargo, otros creen que "te cargan con la obligación de aportar la documentación desde el primer momento y te empiezan a enviar requerimientos diciendo que si no aportas la información te pueden abrir un expediente por obstrucción". El tiempo dirá quién tiene razón, aunque Hacienda siempre gana.

A continuación