El interés por vivir en Andorra crece un 99% en un año

Actualmente, el precio de la vivienda en Andorra la Vella está en 111.000 euros la más barata.

Patricia Malagón

La búsqueda de vivienda en venta en Andorra ha crecido un 99,1% en 2020, según los datos de Idealista. El portal inmobiliario asegura que el país vecino, de tan solo 80.000 habitantes, ha sido el territorio que más ha disparado el interés por vivir en allí. Más que cualquier otro punto de España. Las visitas al portal han aumentado un 81% en su conjunto debido a que los compradores e inversores en ladrillo han utilizado la red más que ningún otro año debido a las restricciones de movilidad aplicadas durante la pandemia.

Curiosamente, Gerona es la provincia española analizada donde más ha aumentado la búsqueda de vivienda, lo ha hecho un 92%, frente al 68% de Barcelona o al 74% de Lérida.

Actualmente, el precio de la vivienda en Andorra la Vella está en 111.000 euros la más barata, de tan solo 35 metros cuadrados y de hasta 6 millones de euros los chalets superiores a los 900 metros cuadrados. En cuanto a la obra nueva, la promoción más económica se sitúa en los 250.000 euros por piso.

Además, a este aumento de las búsquedas se suma la reducción del stock registrada. En el Principado ha caído un 15,4% el número de inmuebles disponibles, frente al aumento del 3,2% de la vivienda en venta en el conjunto de España. Esto supone, que mientras que en nuestro país hay ahora más domicilios a la venta que en diciembre de 2019, en el caso del país andorrano.

La fiscalidad

Tal y como explicó José Sansa, creador del portal Vivirandorra.com a Libre Mercado, "la fiscalidad andorrana es mucho más competitiva que la española y esto está haciendo que muchas personas estén cruzando los Pirineos para establecerse en Andorra. Por lo que respecta al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) andorrano, se trata de un impuesto por tramos: los primeros 24.000 euros están exentos de tributación, los siguientes 16.000 euros tributan al 5% y, lo que excede de 40.000 euros, al 10%. Esto quiere decir que si una persona residente en Andorra gana 30.000 euros en un año únicamente pagaría en su IRPF el 5% de lo que excede de 24.000 euros. Es decir: 6.000 x 5 = 300 euros.

A continuación