Por qué se están disparando las indemnizaciones por despido en España

En los meses de verano, el coste subió hasta los 10.015 euros.

Libre Mercado

El Banco de España ha publicado los datos referentes al coste por despido medio por trabajador y han resultado ser bastante preocupantes. Si bien en el primer trimestre de 2020 se situó en los 5.348 euros, en los meses de verano subió hasta los 10.015 euros, un aumento de un 87,26% en solo seis meses, tal y como señala Vozpopuli. Esta cifra no se alcanzaba desde 2015 en un tercer trimestre y desde 2013 para el conjunto del año.

Las razones de este aumento no se encuentran en un cambio regulatorio, ya que actualmente los despidos por causas económicas se pagan a 20 días por año trabajado, tal y como se estableció en la reforma laboral aprobada en 2012 bajo el gobierno de Mariano Rajoy. Los motivos hay que buscarlos en el perfil de los trabajadores que están perdiendo su trabajo, que en este caso se trata de empleados con más antigüedad en las empresas y con sueldos más altos. Al despedir a este tipo de trabajadores, el coste ha aumentado.

Desde hace seis años, la indemnización media por despido se ha situado en los 8.506 euros, aunque se ha movido en un margen de entre los 7.504 euros y los 9.950 euros. Pero, el hecho de volver a superar esos más de 10.000 euros de media es preocupante, ya que indica que los que están perdiendo su trabajo son, generalmente, personas de mayor edad y sueldo más alto. Además, el crecimiento que se ha registrado, que es superior al 87%, también es bastante alarmante. Durante la crisis de 2008, entre este año y el siguiente, el coste medio creció algo más de un 27%, una cifra muy alejada del 87% actual, que además se ha registrado en un periodo de tiempo más corto.

Además, este crecimiento se ha producido en un momento en el que el Gobierno ha tratado de poner multitud de trabas a los despidos. De hecho, las empresas que se acojan a un ERTE tienen muy complicado y caro prescindir de sus trabajadores. Por eso, resulta preocupante que las compañías estén recurriendo al despido, a pesar de su encarecimiento, con tal de asegurar la viabilidad de la empresa.

A continuación