El 80% de los españoles rechaza la armonización que subiría Sucesiones en Madrid y otras CCAA

El "impuesto a la muerte" suscita el rechazo generalizado de los ciudadanos, incluidos los votantes de Podemos.

Diego Sánchez de la Cruz

El Impuesto de Sucesiones goza de muy mala prensa entre los ciudadanos españoles, de modo que resulta sorprendente que el gobierno de Pedro Sánchez pretenda reforzar este tributo en 2021, obligando incluso a Madrid a que retire su bonificación del 99% y eleve la presión fiscal aplicada a las herencias.

Según una encuesta del Instituto DyM que publica el diario La Información, el 80,2% de los españoles rechazan la aplicación de este impuesto. De hecho, el porcentaje de encuestados que da su visto bueno a esta figura fiscal asciende apenas a un 13,9%. El 5,9% de los ciudadanos prefirió no responder.

Si se desglosan los resultados por color político, encontramos que el rechazo al tributo sobre las herencias es generalizado, rondando el 90% entre los votantes de PP, Vox y Cs y acercándose al 75% entre quienes apoyan al PSOE. De hecho, incluso entre los partidarios de Podemos vemos que este gravamen despierta un notable rechazo, puesto que dos de cada tres votantes de la formación morada opinan que este tributo no debería existir.

El "asalto" al "modelo madrileño"

Pese a la impopularidad de esta figura fiscal, gobierno de Pedro Sánchez lleva meses preparando su "asalto" al "modelo madrileño". El Ejecutivo y sus socios parlamentarios tienen en su agenda distintas propuestas de "armonización tributaria" que obligarían a la región que gobierna Isabel Díaz Ayuso a reimplantar este tributo.

En paralelo, el gobierno de Sánchez se ha propuesto recuperar el Impuesto sobre el Patrimonio, que no se aplica en Madrid pero sí en otras comunidades autónomas. En los planes del Ejecutivo también se incluye la posibilidad de forzar a Díaz Ayuso a adoptar este tributo en la región de la capital, a pesar de que la evidencia presentada por CEIM y el Instituto de Estudios Económicos recalca que este impuesto tiene un importante impacto en el ahorro, la inversión y el crecimiento.

Entre los encuestados por el Instituto DyM, un 58% opta por mantener este tributo, pero este porcentaje resulta engañoso, puesto que el apoyo de los votantes de Podemos (85%) sesga al alza el resultado general del sondeo. Así, si aislamos el resultado cosechado entre los simpatizantes del partido comunista y solamente medimos el apoyo medio que obtiene dicho impuesto entre quienes apoyan al PSOE, al PP, a Vox y a Cs, encontramos que Patrimonio ni siquiera suscita la aprobación de la mitad de los españoles.

En clave internacional, el Impuesto de Sucesiones ha sido eliminado en la mayoría de países de la UE-27 y la OCDE. Además, allí donde prevalece, lo hace con tipos un 50% inferiores a los que se observan en España. Por otro lado, en cuanto al Impuesto sobre el Patrimonio, España es el único país de la UE-27 que sigue aplicando este tributo.

A continuación