La Confederación Empresarial de Hostelería asegura que el plan del Gobierno es "una tomadura de pelo"

El presidente de Cehe ha valorado el plan gubernamental para ayudar a la hostelería como "una decepción absoluta".

esRadio

La pandemia del coronavirus ha golpeado duramente el modo de vida español y una de las grandes joyas de la corona: la hostelería y el turismo. El Gobierno ha esbozado un plan de ayudas para el sector de la hostelería que ha visto cómo en los últimos meses se han destruido centenares de miles de empleos con miles de millones de pérdidas.

En el programa Es la Mañana de Federico de esRadio el presidente de la Confederación Empresarial de Hostelería de España (Cehe), José Luis Yzuel, ha asegurado que el plan del Gobierno es una "decepción absoluta y total" y que está "lejos de lo esperado y demandado por el sector". Yzuel, que ha valorado las medidas como "una tomadura de pelo", cree que "no tienen nada que ver con las necesidades de las empresas".

Estas ayudas al sector hostelero no serán directas y esa es la denuncia que hace el presidente de José Luis Yzuel porque "están muy lejos de lo que se ha aprobado en otros países europeos". Entre estas medidas que el Gobierno va a presentar se incluye una rebaja del 50% en el alquiler a los grandes tenedores de locales hosteleros. En este sentido, el presidente de Cehe ha recordado que "la inmensa mayoría de los locales son de pequeños hosteleros y todos estos se han quedados excluidos".

Yzuel ha valorado las pérdidas del sector en unos 60.000 millones en ventas y estima que se han perdido hasta 75.000 negocios. Cree que se puede llegar a unas pérdidas de 100.000 empresas en el sector hostelero y que "con ayudas directas muchas empresas se habrían podido plantear aguantar". Esta caída de las ventas unida a las medidas restrictivas en las CCAA ha significado una pérdida de empleos "por encima de 400.000" y que se pueden llegar a "1.100.000".

Sobre las distintas CCAA ha definido como "un oasis" a Madrid y Extremadura que son lugares "donde se han primado las medidas de salud y economía yendo de la mano". En contrapartida ha remarcado "la dureza con la que se ha tratado a la hostelería en Cataluña" y otras regiones "como Aragón".

A continuación