Play

Lasquetty se niega a subir Sucesiones en Madrid: "Impactará más en las rentas medias y bajas"

El consejero avisa de que una herencia de 160.000 euros por la que ahora se pagan 22 euros podría llegar a costar 2.200 con la armonización.

Beatriz García

Herencias sobrevaloradas, intereses desproporcionados, embargos, quiebras... el Impuesto de Sucesiones ha hecho pasar por auténticos calvarios a una lista infinita de herederos en España. En la Comunidad de Madrid este tributo lleva bonificado al 99% desde 2007 y, cada año, cerca de 70.000 madrileños se acogen a sus bonificaciones tras perder a sus seres queridos.

En los últimos tiempos, otras regiones han seguido a Madrid en la práctica eliminación del impuesto a las herencias —incluidas las socialistas—. La presión de los contribuyentes, que empezaron a salir a la calle en el 2017 para denunciar el expolio, surtió efecto. Pero ahora, con la armonización fiscal que prepara el Gobierno, el impuesto a la muerte podría resucitar. El Consejero de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, alerta de sus consecuencias en una entrevista con Libre Mercado.

Pregunta: Cuando hablan de armonización fiscal en el Gobierno siempre se refieren a Patrimonio, pero les cuesta más pronunciar Sucesiones. Usted no ha dudado en asegurar que las herencias son su verdadero objeto del deseo, ¿por qué?

Respuesta: Porque en Sucesiones sí hay capacidad recaudatoria. Sucesiones es injusto, antieconómico y perjudicial. Como diría Jean Baptiste Say, el mejor impuesto es el más bajo de todos, pero en Sucesiones sí que es cierto que, si pones una tasa, ya empiezas a recaudar. También puede pasar lo contrarío, porque en este momento Madrid está recaudando lo mismo que cuando no lo tenía bonificado. Ahora está al 99%. Hay CCAA donde el porcentaje de personas que no recoge la herencia, por ejemplo, Asturias, es del 20%. Pasaba lo mismo en Andalucía y ya no se da ese fenómeno. Sucesiones es un impuesto que es capaz de hacer mucho daño a las familias. No digo nada si le añado este año, donde más personas han muerto en España en la historia reciente por la pandemia. Sería el último año en el que se debería hablar de hacer tributar más a las herencias. Parece que lo hubieran escogido adrede. ¿Cuál es el año en el que más se le puede hacer a las familias? Este.

P: Pues Cataluña se ha atrevido a subir Sucesiones en plena pandemia…

R: Cataluña subió Sucesiones este año y subió todo: Renta, AJD… La voracidad fiscal de los socialistas y de los independentistas no tiene límites. Me pasa en los debates en la Asamblea de Madrid cuando hablo de los 48.000 millones de euros que los madrileños se han ahorrado gracias a las bajadas de impuestos, desde que empezó con ello Esperanza Aguirre en el 2004, que equivalen a una media de 15.000 euros por persona. Ellos en cambio —los de Podemos, los del PSOE y los de Errejón— me hablan del dinero que usted les ha regalado, cuando es dinero que la gente se ha ganado con su esfuerzo y, llega el Estado, y se lo extrae coactivamente. Para la izquierda, el dinero es suyo, para que ellos lo manejen y te dejo que tengas un poco para que no se diga.

P: ¿De cuánto dinero estaríamos hablando si os obligaran a quitar las bonificaciones?

R: Esto no es estático. Si se sube cualquier impuesto hay una reacción por parte de la gente y volvería a aparecer el fraude. Se ha visto muy claro con Donaciones en Madrid, cuando, antes de que fueran bonificadas se declaraban 4.000 al año y, ahora, se declaran más de 50.000. Eso significa que, antes, una persona le daba ese dinero a sus hijos en una bolsa de deporte. Ahora, pagan un impuesto simbólico y es mejor para todos. Si quitan las bonificaciones no quiere decir que vaya a crecer la recaudación de la misma manera, pero sí sabemos lo que le pasaría a cada contribuyente. En este momento, la herencia típica en Madrid son 160.000 euros, que es lo que vale un piso muy normal en un barrio muy normal. Esa herencia en Madrid ahora mismo tributa 22 euros, pero si los socialistas nos quitan las bonificaciones y nos ponen, por ejemplo, las de Asturias, ese heredero tendrá que pagar 2.200 euros, que son 100 veces más. Es un auténtico hachazo fiscal. Es socialismo salvaje.

P: Es que esto afecta a cualquier tipo de vivienda o a quien tenga 5.000 euros en la cuenta…

R: Hablan como si las herencias fueran una cosa que sólo les pasa a los ricos. Aquí, desgraciadamente, se muere todo el mundo y, ahora, mucha más gente. Donde impacta fundamentalmente el impuesto, por número y por tamaño, es en las rentas medias y bajas, porque hay más.

P: Son muchas las CCAA que tienen este tributo prácticamente desaparecido y no todas son del PP —como Canarias, Cantabria o hasta Extremadura—, ¿se está jugando aquí un conflicto el Gobierno?

R: Efectivamente, Cantabria tiene el Impuesto de Sucesiones bonificado al 100%, está incluso mejor que Madrid. Extremadura lo tiene muy bonificado y Castilla-La Mancha también. Esto demuestra que no existe ese llamado dumping fiscal. Dumping sería que nosotros estuviéramos ofreciendo un servicio por debajo de su precio o, en este caso, ofreciendo unas reglas que los demás no tuvieran a su alcance.

P: Cuando hablamos de las mismas reglas, País Vasco y Navarra sí están fuera de esas reglas...

R: Sí, pero como yo no quiero que se reforme la Constitución, no digo nada del concierto económico de País Vasco y Navarra. Eso sí, que no digan que es Madrid la que tiene unos instrumentos que hacen competencia desleal a los demás, esos instrumentos diferentes los tienen País Vasco y Navarra.

P: Cuándo Sánchez llego al Gobierno, se dispararon las consultas de contribuyentes en los despachos de abogados para ver si era mejor donar en vida para evitar la subida de Sucesiones, ¿le consta que haya movimientos ahora? ¿Le diría a los contribuyentes que llamaran a su gestor?

R: Como soy liberal, yo no le digo a la gente lo que tiene que hacer (ríe). Nosotros vamos a defender con uñas y dientes los impuestos bajos de los madrileños y eso es defender nuestra capacidad para tomar decisiones fiscales y nuestra autonomía fiscal. Creemos que, tal y como el Gobierno se está moviendo, va a meterse en una inconstitucionalidad flagrante y creemos que el Constitucional nos dará la razón.

A continuación