Se duplican las empresas zombis y crecen los ERTE en riesgo de despido definitivo

Un demoledor informe de Iberinform confirma los miedos del Banco de España: la "zombificación" del tejido productivo va a más.

Diego Sánchez de la Cruz

Se llama empresas zombis a aquellas mercantiles que presentan durante al menos dos ejercicios un resultado de explotación insuficiente para cubrir los intereses de su deuda. Esta situación de vulnerabilidad societaria se ha disparado en España a raíz de la pandemia del nuevo coronavirus y de la nefasta gestión del gobierno de Sánchez.

España no solo triplica la mortalidad observada en las cincuenta principales economías del mundo, sino que también duplica la caída del PIB esperado para 2020 en dicho grupo de países. Una de las consecuencias directas de semejante desastre es la zombificación de nuestro tejido productivo, un fenómeno del que alerta el nuevo estudio realizado por Iberinform, la filial de Crédito y Caución.

Esta es la conclusión del análisis realizado por Iberinform, la filial de Crédito y Caución, que ha tenido en cuenta las más de 270.000 cuentas de empresas con cuentas depositadas correspondientes a los ejercicios de 2018 y 2019. Según sus estimaciones, el cierre de año 2020 dejará el total de empresas zombis en el entorno del 18%, duplicando el 9% que se registraba a comienzos del ejercicio.

"Se trata de compañías que, a pesar de no ser rentables, lograrán sobrevivir en el mercado mediante la refinanciación continua de su deuda. Sus posibilidades de supervivencia final son extremadamente limitadas, pero durante el tiempo adicional en el que operen transmitirán gran parte de sus problemas financieros a sus proveedores, a través del riesgo de crédito", explica al respecto Ignacio Jiménez, director de Iberinform.

El estudio destaca que las empresas zombis "no son capaces de cubrir sus gastos financieros con los beneficios operativos, a pesar de que los tipos de interés se encuentran en niveles históricamente bajos y, por lo tanto, los importes dedicados al pago de intereses son menores que en otras épocas". El total de mercantiles afectadas podría ser mayor de lo estimado, pero el cálculo está limitado a aquellas sociedades que han depositado sus cuentas de los años 2018 y 2019.

El total de empresas zombis es especialmente elevado en Asturias, donde el 23% del tejido productivo enfrenta esta situación, y Comunidad Valenciana, donde el 19% de las mercantiles pueden catalogarse así. Castilla y León, Aragón y País Vasco completan el top cinco del ranking elaborado por la filial de Crédito y Caución. Los mejores datos son los de Murcia o Andalucía, pero su porcentaje de empresas zombis sube del 8,1% que alcanzaban ambas comunidades en 2019 al 15% y al 15,8% que se anotan, respectivamente, en 2020.

¿Empleos zombis?

En el mercado de trabajo, empieza a preocupar la situación de los ERTE. Existe un miedo cada vez más extendido a que muchos de los empleos que ahora mismo se consideran suspendidos de forma temporal pasen a ser rescindidos de forma definitiva, por la crisis o desaparición que enfrentan las empresas que han acudido a dicho mecanismo.

En este sentido, Fedea ha estimado que el paro efectivo que tiene España es un 26% mayor que el oficial, de modo que existe un riesgo certero de que el número estructural de parados alcance, a finales de 2021, una cifra mayor de la que tenemos en diciembre de 2020, puesto que la retirada progresiva de los ERTE sacará a la luz la naturaleza zombi de muchos de los empleos que siguen vinculados a este tipo de programa.

A continuación