Play

Goirigolzarri llama a la nueva CaixaBank-Bankia a "liderar el sistema financiero español"

Cerrada defensa del presidente de Bankia de la operación con CaixaBank antes de someter el proyecto a la consideración de los accionistas.

Luis F. Quintero

En un vídeo compartido poco antes del arranque de la junta de accionistas para autorizar la operación con CaixaBank este mismo martes, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarrri ha hecho una cerrada defensa de la operación que dará a luz la mayor entidad financiera de España "con elevadas cuotas de mercado y más de 20 millones de clientes". Para Goirigolzarri es "un orgullo pero también una gran responsabilidad".

Para el primer ejecutivo de Bankia, el objetivo de la nueva entidad que salga de la absorción, que será sometida a votación de sus accionistas este jueves día 3, "si tuviera que concretar un objetivo para el nuevo banco, creo que debe ser el de liderar el sistema financiero español en unos momentos de profunda transformación como los que vamos a vivir en el futuro". Para Goirigolzarri no es un reto fácil, "pero es apasionante", decía.

Otro de los objetivos expresados por el futuro primer ejecutivo de la entidad resultante de la fusión fue conseguir "el mejor banco" para sus clientes, para sus equipos y accionistas y también convertir a esta nueva compañía en "un banco que sea conocido y reconocido por su contribución a la sociedad".

Uno de los aspectos más destacados por Goirigbolzarri ha sido el de que la operación corporativa dará como resultado un banco con "gran calidad de balance y muy solvente" y muy capaz de "generar rentabilidad y un mayor dividendo".

Precisamente, de ese dividendo estará muy pendiente el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, propietario de algo más del 15% del nuevo banco. Así, el Estado sigue siendo accionista del banco. Hasta ahora, Bankia ha devuelto más de 3.300 millones de los más de 22.400 millones que recibió.

Goirigolzarri ha explicado que una vez que los accionistas de ambas entidades den luz verde a la fusión, se abrirá el plazo para recibir las autorizaciones pertinentes. Mientras tanto, las dos entidades seguirán operando de manera independiente, con lo que los clientes de Bankia y Caixabank podrán operar con normalidad, acudir a sus oficinas de siempre y tener los mismos productos y condiciones.

Si todo va como se espera, no será hasta el primer trimestre de 2021 cuando se culmine la integración jurídica de ambas compañías. La absorción completa terminará a final del próximo año con la integración tecnológica. Goirigolzarri ha querido tranquilizar a los clientes y ha insistido en que "de momento nada cambia" para ellos.

La ecuación de canje de la transacción se ha acordado en 0,6845 acciones ordinarias nuevas de CaixaBank por cada acción de Bankia, con una prima del 20%. De esta manera, los accionistas de CaixaBank representarán el 74,2% del capital de la nueva entidad y los de Bankia, el 25,8%.

Luz verde a la fusión

La mayoría de los accionistas de Bankia ha votado a favor del proyecto común de fusión con CaixaBank, al tiempo que han aprobado el resto de puntos del orden del día de la junta. Así lo ha anunciado el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, asegurando que esta reunión ha sido de "enorme relevancia", la más importante si cabe desde 2002, y tras la que el grupo iniciará una nueva etapa.

Unos 800 accionistas han estado presentes en la cita y otros casi 1.900 han sido representados en la reunión, con lo que la participación alcanzó el 80,165%, dentro del quórum que establece la Ley como necesario para someter la aprobación de los distintos puntos.

A continuación