Un videojuego de Super Mario Bros se convierte en el más caro del mundo

El lote partió con un precio de salida de 52.723 euros, pero los 20 usuarios que participaron fueron subiendo la puja hasta marcar el récord mundial.

Patricia Malagón

Si en 2019 un cartucho de un videojuego de Super Mario Bros se vendió por casi 90.000 euros batiendo un récord mundial, en menos de un año la misma saga ha logrado otro nuevo hito. Se trata de una unidad de Super Mario Bros 3 y ha alcanzado los 139.190 euros en una subasta realizada por Heritage Auctions, la misma casa que ya realizó la subasta del otro cartucho en 2019. De hecho, ha sido la propia firma la encargada de anunciar públicamente este récord mundial.

En la primera ocasión, el cartucho que batió el récord en 2019 había sido creado en 1985, mientras que el nuevo videojuego más caro de la historia es de 1990. Sin embargo, a pesar de ser cinco años más joven, este cartucho es muy especial. En primer lugar, está guardado en la caja original, que se mantiene intacta y, en segundo lugar, tiene un pequeño defecto que hace que la unidad sea única y exclusiva.

Este pequeño defecto no tiene que ver con el diseño del juego en sí, es igual que el resto de los cartuchos que se crearon ese año. Sin embargo, la curiosidad se encuentra en la impresión de la caratula. En la edición normal, la mano de Mario no tapa la palabra Bros con su mano, mientras que en la unidad subastada sí lo hace. Este pequeño detalle, que fue un error de diseño, es lo que hace a este juego tan valioso, gracias a su exclusividad.

El lote partió con un precio de salida de 52.723 euros, pero los 20 usuarios que participaron fueron subiendo la puja hasta marcar este récord mundial. De hecho, se ha vendido por más del doble de su precio inicial, algo que vuelve a ratificar la fiebre que siempre ha despertado este muñeco japonés inspirado en un fontanero italiano.

En cuanto a lo conservación, Wata Game, dedicada a calificar estos videojuegos exclusivos, le otorgó un 9,2 y una certificación de A+, esto supone que la conservación es la ideal y que está en perfecto estado, algo que también ha servido como motivo para hacer que el precio se haya disparado.

A continuación