Una marca busca probadores de camas en hoteles de lujo por 1.600 euros

La oferta ha sido publicada por Tielle Love Luxury, una empresa británica dedicada a diseñar ropa de cama de lujo.

Patricia Malagón

"Busca un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ningún día de tu vida", decía Confucio. Esta frase se puede aplicar perfectamente a esta oferta laboral, que seguro que es el sueño de los más dormilones y los amantes del descanso. Se trata de ser probador de colchones, pero no de cualquier colchón, sino de los mejores colchones y en los mejores hoteles del mundo. Más que un trabajo parece un premio de la lotería.

La oferta publicada por Tielle Love Luxury, una empresa británica dedicada a diseñar ropa de cama de lujo para los mejores hoteles del Reino Unido, busca personas para mejorar sus textiles. Se trata de una estancia de cinco días en un hotel cinco estrellas y en una suite doble para dos personas. Lo dicho, más que un trabajo, parece un regalo tocado en un sorteo.

A cambio, los "trabajadores" tendrán que descansar y usar la cama para dar una opinión formada y amplia sobre la calidad de los productos. Pero esto no es todo, además de contar con todos los gastos pagados y poder disfrutar del resto de instalaciones con las que cuente el hotel (spa, gimnasio, restaurante, etc), los elegidos también recibirán un cheque de 1.000 libras y otro de 500 para cubrir los gastos del viaje. O lo que es lo mismo 1.124 euros por los servicios prestados y 562 para cubrir los gastos derivados del viaje.

En cuanto a los hoteles, están ubicados en Londres, Brighton y Ripon y son de los mejores del país, aunque no han transcendido los nombres concretos de los establecimientos. Desde la marca aseguran que son todo hoteles cinco estrellas y exclusivos. Un lujo que no está al alcance de todos los bolsillos y que encima te pagan por disfrutar durante cinco días. Pero, desafortunadamente, solo pueden participar los residentes en Gran Bretaña.

A cambio, los hoteles y la marca ganan reconocimiento público y un marketing positivo. Es decir, se trata de una campaña de publicidad en la que los ganadores disfrutan de un hotel, a cambio de hacer una valoración detallada, y la marca en cuestión gana notoriedad y presencia en los medios.

A continuación