El Cañaveral, el gran proyecto urbanístico nace al lado de la Cañada Real y dobla las grúas de Vicálvaro

Por el momento, solo es un barrio a medio hacer al que se llega desde la R-3 o desde la M-45 y que está conectado con otras zonas de la capital.

Patricia Malagón

El Cañaveral se ha convertido en uno de los grandes proyectos urbanísticos de Madrid y ha hecho que Vicálvaro se sitúe como el distrito con mayor número de grúas y proyectos residenciales por delante de Fuencarral-El Pardo y Tetuán. Solo este solar, situado a 120 metros de la Cañada Real, concentra entorno al 20% de toda la obra nueva que se está construyendo en la capital. Algo que ha hecho que los precios de los pisos aumenten. De hecho, según El Independiente, las viviendas de 3 habitaciones y 120 metros cuadrados han pasado de venderse por debajo de los 200.000 euros a superar los 300.000.

El oasis urbanístico de esta zona es asombroso, según se desprende del informe ‘Madrid desde el cielo’ de la consultora CBRE. El número de grúas en esta zona dobla a otros distritos, con una mayor concentración. Por el momento, solo es un barrio a medio hacer al que se llega desde la R-3 o desde la M-45 y que está conectado con otras zonas de la capital. De hecho, esta misma semana el Consorcio de Transportes ha anunciado la creación de una nueva línea que conecta esta nueva zona de Madrid con Conde de Casal. Por ahora, solo residen en esta zona 3.200 personas, pero está previsto que en los próximos años El Cañaveral cuente con 50.000 habitantes y unas 14.000 nuevas viviendas que cubran parte de la demanda que hay en el mercado.

Limitando con la Cañada Real

Este nuevo barrio limita con Coslada por su parte norte, con Los Ahijones por el sur y con la Cañada Real por el este. Para ser exactos, solo 120 metros separan El Cañaveral del sector de la Cañada Real, la zona más conflictiva de Madrid donde hay asentamientos ilegales, chabolas y venta de drogas. Pero, hay que destacar que esta zona de Madrid se divide en seis sectores y que en el sector 2, con el que limita el nuevo barrio de Vicálvaro, no es de los conflictivos. De hecho, en este sector se pueden encontrar viviendas de mediana calidad y equipadas para vivir. "Somos un barrio muy normalizado. No tenemos nada que ver con el sector 6 [donde la venta de droga]. Tenemos nuestra instalación de agua y la pagamos, aunque no todos. Hay parte de vecinos que tienen su luz legal", asegura Vanesa Valenzuela, la presidenta de su asociación de vecinos a El Independiente.

A continuación