Hacienda elevará la vigilancia en las compraventas de Amazon, Wallapop y Aliexpress

Cuando Cristóbal Montoro estaba al frente de Hacienda ya insistió en la necesidad de declarar fiscalmente las operaciones.

Libre Mercado

En el anteproyecto de ley de los Presupuesto Generales del Estado para 2021 se incluye una medida para aumentar el control fiscal sobre las plataformas online en las que se producen compraventa de productos. Aunque no se detalla quiénes se verán afectados y en qué consistirá la medida, todo apunta a que el Fisco elevará el control sobre las grandes compañías del comercio online como Amazon, Aliexpress, Alibaba o Wallapop, entre otros, señala La Información.

Según ha reconocido María Jesús Montero, ministra de Hacienda, estas compañías no siempre están cumpliendo una "correcta tributación". Por este motivo, desde la Agencia Tributaria quieren aumentar el control fiscal para que los participantes en la compraventa cumplan con lo establecido por la legalidad. "Es preciso efectuar las correspondientes actuaciones de control", señalan desde el Ministerio. Por el momento, solo se conoce la intención por parte del Fisco, pero no hay detalles técnicos ni en qué consistirá el control en la práctica. Eso sí, se establece la intención de intensificar las comunicaciones y el envío de información con otros países de la Eurozona debido a que gracias a estas plataformas los compradores y los vendedores están conectados desde diferentes países.

En el texto se puede leer lo siguiente: "Las actividades logísticas ligadas con el comercio electrónico son interesantes tanto por su tributación como en la medida que sirven de catalizadores de la actividad de otros operadores nacionales que a partir de dichas plataformas consiguen grandes penetraciones comerciales, no siempre acompañadas de una correcta tributación". Además, añade que "es preciso incorporar un imprescindible análisis de nuevos modelos de negocio".

Desde el año 2017, cuando Cristóbal Montoro estaba al frente del Ministerio de Hacienda, ya se insistió en la necesidad de declarar fiscalmente las ventas que se realicen entre particulares. Según se explicó entonces, los compradores deberán liquidar en todos los casos el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) a través del modelo 600 de la Agencia Tributaria, un tributo que está cedido a las comunidades autónomas y que deberá abonarse en el plazo de un mes desde la fecha de la operación de compraventa. Aunque las operaciones sean de un importe bajo, todas ellas están sujetas a tributación. Con la normativa en la mano, el comprador deberá tributar el 4% en la mayoría de las comunidades autónomas por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales.

Sin embargo, hace ya tres años, desde el Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha) aseguraron que era "imposible" poder controlar la tributación de la compraventa entre particulares en plataformas como Wallapop o Milanuncios. Ahora, desde Hacienda insisten en aumentar los controles y poner el foco en estas transacciones.

A continuación