PharmaMar triplica sus ingresos gracias a los test covid y la oncología

PharmaMar registró un beneficio neto en los nueve primeros meses del año de 131 millones de euros. Los ingresos alcanzaron los 222 millones.

LM/Agencias

PharmaMar registró un beneficio neto en los nueve primeros meses del año de 131 millones de euros, en contraste con las pérdidas de 26,9 millones de euros del mismo periodo de 2019, según ha informado este martes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo se situó entre enero y septiembre en 143 millones de euros, frente al Ebitda negativo de 12 millones de euros del mismo periodo del año pasado.

Los ingresos de la farmacéutica alcanzaron los 222 millones de euros hasta septiembre, cifra que multiplica por más de tres la del mismo periodo de 2019, cuando facturó 62 millones de euros.

Del total de la cifra de ingresos, las ventas de oncología durante los nueve primeros meses del año ascendieron a 73,4 millones de euros, un 36% más que en el mismo periodo de 2019.

En esta cantidad se incluyen las ventas de Yondelis, que sumaron 54,2 millones de euros hasta septiembre, ligeramente por encima de los 53,4 millones del mismo periodo del año pasado.

Los ingresos de diagnóstico se disparan por los test covid

Los ingresos por royalties de PharmaMar se triplicaron en los nueve primeros meses, hasta los 7,4 millones de euros, debido principalmente a los royalties por venta de lurbinectedina en Estados Unidos que Jazz Pharmaceuticals empezó a comercializar en el país norteamericano el pasado mes de julio tras su acuerdo con PharmaMar.

Los ingresos de la farmacéutica en el segmento de diagnóstico ascendieron a 10,48 millones de euros hasta septiembre, más del doble que el año anterior, como consecuencia de la comercialización del test de diagnóstico de covid-19 a partir de la segunda mitad del mes de marzo.

El grupo cerró el mes de septiembre con una caja y equivalentes de 218 millones de euros y una deuda de total de 56,9 millones de euros, frente a los 82,7 millones con los que finalizó el ejercicio 2019.

A continuación