Ver

Apocalipsis electoral: los negocios se protegen por el miedo a los disturbios si gana Trump

Miles de negocios han decidido no arriesgarse y las ciudades presentan un paisaje apocalíptico nunca antes visto en EEUU.

Elena Berberana

Comercios, restaurantes, bares, hoteles en EEUU están fortaleciendo sus escaparates con madera, hierro y vidrio. Se temen lo peor. En el caso de que ganara Trump en estas elecciones presidenciales, los disturbios de Antifa y Black Lives Matter pueden volver a repetirse generando la misma ola de destrucción, saqueos, robo y violencia que en estos últimos meses se ha vivido en el país norteamericano.

Miles de negocios han decidido no arriesgarse y las ciudades presentan un paisaje apocalíptico nunca antes visto. Según en el New York Post, las tiendas de San Francisco, Beverly Hills, Washington, DC, Atlantic City, Chicago, Boston, Indianápolis y Denver están totalmente tapiadas para evitar el caos civil con el que amenaza los grupos de Antifa y miembros simpatizantes de BLM en redes sociales.

El candidato a la presidencia por el Partido Demócrata, Joe Biden, ha acusado a Donald Trump de ser el motivo de esa violencia. Sin embargo, son los demócratas parte de los financiadores de Black Lives Matter mediante su Fundación Act Blu, tal y como recogió este diario.

La victoria del presidente republicano no piensa ser aceptada por los demócratas, quienes ya preparan un discurso deslegitimación de los resultados electorales, según ha descubierto el Partido Republicano.

Tiendas atrincheradas

La ciudad de Nueva York será uno de los focos más violentos en el caso de los detractores de Trump se rebelen. En la Gran Manzana cientos de albañiles levantan muros y tablas que ya se pueden ver en tiendas de Louis Vuitton, Bergdorf Goodman, Dolce & Gabbana y Tourneau.

tienda-pensilvania.jpg
Una tienda en Pensilvania

En el Soho, Midtown y varias zonas de Manhattan no queda ni un escaparate al que mirar. El miedo también se ha apoderado de marcas como Chanel, Levi's, Gucci, Dio y Tiffany. Sus trabajadores ya sufrieron continuos robos y destrozos tras la muerte de George Floyd y esta vez no quieren correr riesgos ante las peligrosas turbas de extrema izquierda.

Importantes cadenas en Estados Unidos como Staples, Ann Taylor y Bed Bath & Beyond en Chelsea se encuentran tapiadas. Igualmente Louis Vuitton, Bergdorf Goodman, Dolce & Gabbana y Tourneau también han cerrado sus famosos escaparates neoyorkinos.

De hecho, el mismo departamento de Policía de Nueva York ha sido el que ha advertido a los empresarios y vecinos de que debían atrincherase la noche de las elecciones americanas. Por el contrario, el alcalde demócrata, Bill de Blasio, quien apoyó las protestas de Black Lives Matter de forma continuada, ha dicho que "no hay informes específicos o amenazas específicas en este momento". Una declaración a la que los comerciantes no han hecho ni caso y siguen tomando precauciones.

En este sentido, el periódico digital The Daily Wire ha destacado el blindaje de apartamentos y mansiones lujosas de los famosos y ultrarricos de Nueva York. Los mismos que alentaron la desfinanciación de la policía son los que ahora pueden contratar guardia armada privada para evitar ser atacados y asaltados en sus domicilios.

Otro de los núcleos más peligrosos es la ciudad de Washington D.C. Cerca de la Casa Blanca, restaurantes, farmacias, supermercados y negocios a pie de calle han colocado madera contrachapada en sus escaparates de cristal. No obstante, la mayoría de empresas importantes planean cerrar no sólo la noche electoral, sino toda la semana ya que el estallido civil de los izquierdistas podría prolongarse.

A continuación