La facturación de la restauración mallorquina se hunde un 55% en agosto

Según la PIMEM, el 42% de los empresarios tiene pensado hibernar o cerrar entre los tres y seis meses próximos.

LM/Agencias

La Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (PIMEM) ha informado este miércoles que la facturación del sector de la restauración ha caído un 55% en agosto respecto al mismo mes del año pasado.

Esta federación calcula que, con lo que queda de 2020, la caída a final de año llegará al 70% como consecuencia de la actual crisis económica por la pandemia del coronavirus.

Según un sondeo interno de PIMEM, el 42% de los empresarios tienen pensado hibernar o cerrar entre los tres y seis meses próximos. De éstos, un 18% prevé un cierre definitivo mientras que el 24% restante estará pendiente de la próxima temporada.

Otros de los datos que se desprenden del sondeo hecho por esta federación es que el 58 % de los encuestados afirma que quiere seguir operativo. Un 37% prevé trabajar "bajo mínimos", un 11% lo hará a "medio gas" y un 9% confía en tener una actividad normal.

Según la presidenta de PIMEM-Restauración, Eugènia Cusí, la previsión es que "no se llegue ni al 50 % de facturación a día de hoy y de cara al 2021".

Cusí también ha opinado sobre los ERTE que "son una patada hacia adelante; y no dan ninguna seguridad, entre ostras cosas por el colapso que vive la administración".

A continuación