La DGT prepara el Trucam II, su nuevo y temible radar

Es capaz de detectar excesos de velocidad hasta a 1,5 kilómetros de distancia.

Patricia Malagón

La DGT se prepara para instalar su nuevo radar: el Trucam II. Se trata de un dispositivo de nueva generación, pequeño y muy eficaz. De hecho, cuando entre en funcionamiento será el radar más potente de todo el territorio nacional. Una buena noticia para las arcas de la DGT y una mala noticia para los conductores que se vean afectados por la potencia de este nuevo producto.

El radar fue presentado en el Salón Internacional de la Movilidad Segura y Sostenible (Traffic) el año pasado, aunque su periodo de prueba ha sido este verano, donde se ha medido su eficacia en varias carreteras de la geografía española. Desde la DGT no han señalado en qué ciudades se han hecho las pruebas con el Trucam II, aunque parece que ha pasado por Salamanca.

Las características técnicas son lo más destacado de este nuevo radar, que es capaz de detectar excesos de velocidad hasta a 1,5 kilómetros de distancia. Una potencia a la que no ha llegado ninguno de los radares actuales, que como mucho son capaces de detectar la velocidad de los vehículos a 1 kilómetro de distancia y en línea recta. Por si esto fuera poco, el Trucam II es capaz de hacer fotografías en alta definición y solo tiene un margen de error de 2 km/h. Está preparado para hacer hasta tres instantáneas por segundo y enviarlas a los agentes de tráfico de forma inmediata gracias a la conexión wifi con la cuenta el dispositivo. Toda un arma de poner multas en la carretera.

A su favor juega también el reducido tamaño. Solo mide 31,7 centímetros de altura y 9,8 de ancho. Es decir, es difícil de detectar y de ver a simple vista conduciendo, además solo pesa 1,6 kilogramos. Pero el Trucam II no solo es más eficaz y pequeño, sino que también tiene más autonomía, gracias a una batería que le permite estar operativo hasta 10 horas seguidas y soportar temperaturas extremas.

Finalmente, el radar no solo está preparado para medir los excesos de velocidad, sino que también puede hacer fotografías al interior del vehículo para captar otras infracciones que se pueden cometer, como el uso del teléfono móvil al volante, entre otras cosas.

A continuación