Mitsubishi abandona Europa tras más de cuatro décadas

El nuevo modelo, que tendría que llegar en la segunda mitad de 2020, ya no llegará.

Patricia Malagón

Mitsubishi Motors ha anunciado que abandonará el mercado europeo en los próximos años. La compañía japonesa controlada por el grupo Nissan ha hecho pública su intención de no renovar más los modelos actuales una vez que estos hayan acabado su ciclo vital. Esto significa, en la práctica, que en unos años la firma no venderá más modelos en el Viejo Continente. Al parecer, se trata de una decisión estratégica para centrarse en su expansión en otros mercados, como el japonés, el del sudeste asiático y el australiano.

La decisión no deja de ser sorprendente, ya que el Mitsubishi Outlander es el híbrido enchufable más vendido de Europa. El nuevo modelo, que tendría que llegar en la segunda mitad de 2020, ya no llegará. Tampoco lo hará su nuevo SUV que la compañía tenía pensado sacar para el mercado europeo. Aunque no hay una fecha definitiva de la marcha de la filial japonesa, es probable que se retire de manera total en cinco años. La marca, eso sí, tendrá una presencia mínima para aportar servicios de postventa y venta de recambios.

Además de la decisión de expandirse en los tres mercados ya mencionados, la firma japonesa ha acumulado unas pérdidas de 1.300 millones de dólares (1.107 millones de euros) en el año fiscal. Por tanto, para seguir siendo rentable y no entrar en un periodo de fuerte acumulación de deuda, debe reducir sus costes un 20% y centrar mejor sus inversiones. A esto se une también que el nivel de rentabilidad en el Viejo Continente ha caído a mínimos desde mediados de los 70.

50 años de historia

La firma automovilista se fundó en 1970 en Tokio y, desde entonces, comenzó su expansión por el mundo. Sin embargo, en el siglo XX la marca ha vivido un proceso de reestructuración constante. 2004 fue uno de los años más complicados para la marca porque en solo doce meses redujo el volumen de fabricación un 10%. A pesar de eso, seguía estando entre los quince primeros puestos de la clasificación mundial de fabricantes.

En cuanto a la gestión, desde el año 2000 al 2005, la marca pasó a manos del grupo DaimlerChrysler, que se retiró de la administración tras vender su paquete de acciones a Goldman Sachs, que después las revendió en la Bolsa de Tokio. Después de completar su reestructuración comenzó a firmar acuerdos hasta que se integró dentro del grupo Nissan.

En España, la compañía japonesa desembarcó en 1985 tras firmar un acuerdo con Mercedes Benz. Aunque, en esos primeros años de vida en nuestro país, Mitsubishi no lo tuvo fácil por las limitaciones a las importaciones de vehículos japoneses. Finalmente, en 1992 se fundó MMC Automóviles España S.A, que sigue existiendo a día de hoy.

A continuación