Así manipula Iglesias las recomendaciones del FMI: "Nos están diciendo gasten, gasten, gasten"

El vicepresidente retuerce los informes del Fondo Monetario Internacional para intentar justificar una explosión de gasto.

Diego Sánchez de la Cruz

Nueva polémica en el gobierno de coalición conformado por PSOE y Podemos. El vicepresidente Pablo Iglesias se ha visto obligado a matizar las declaraciones en que ponía en duda la posibilidad de que ambas formaciones negocien con Ciudadanos un proyecto de Presupuestos Generales. Aunque llegó a afirmar que "nadie en su sano juicio" creería que los de Inés Arrimadas pueden apoyar algo así, lo cierto es que el político comunista empezó a cambiar de discurso en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado 7 de julio, cuando declaró lo siguiente:

Quizá he sido demasiado sincero respecto a las posibilidades que yo veo (para llegar a un acuerdo con Ciudadanos), pero es posible que me equivoque y que la capacidad persuasiva del presidente haga que finalmente Ciudadanos apruebe una propuesta de Presupuestos Generales como la que vamos a presentar

A renglón seguido, Iglesias aprovechó la rueda de prensa de ayer martes, tras el Consejo de Ministros, para hacer una curiosa reflexión de política económica en la que sugirió que la receta es "gastar, gastar, gastar" y aludió al FMI como presunto responsable de dicha recomendación:

Es el Fondo Monetario Internacional, poco sospechoso de simpatías izquierdistas, quien está diciendo en este momento "gasten, gasten, gasten". En este contexto de reconstrucción, las políticas expansivas van a tener que enfrentar una situación muy delicada, similar a la de la crisis del 29 o la posguerra

Las recomendaciones del FMI

La institución que dirige Kristalina Georgieva estima que el PIB español caerá un 12,8% en 2020, casi cinco puntos más de la caída del 8% que proyectaba el pasado mes de abril. En cuanto al nivel de endeudamiento, España terminaría el año 2020 con un ratio de endeudamiento público equivalente al 123,8% del PIB.

¿Qué ha recomendado la institución con sede en Washington ante semejante escenario? En primer lugar están las directrices generales que ha dado su economista jefe, Gita Gopinath, y que están muy lejos de la idea de "gastar, gastar, gastar" que ha intentado trasladar Iglesias:

Esta crisis también generará desafíos a medio plazo. La deuda pública está previsto que alcance su mayor nivel con respecto al PIB desde que hay registros, tanto en países avanzados como emergentes. Los países necesitarán sendas fiscales sólidas para la consolidación a medio plazo mediante el recorte de gastos innecesarios, la ampliación de la base fiscal, la disminución de la evasión de impuestos y una mayor progresividad fiscal en algunos países

Pero, ¿qué hay de las recomendaciones específicas para nuestro país? Gerry Rice, director de comunicación del FMI, compareció a comienzos de junio en Washington para concretar las recomendaciones de la institución para algunos países. Preguntado por España, Rice hizo un discurso muy alejado del "gastar, gastar, gastar" que ha enarbolado Iglesias.

España ha actuado de forma rápida, con un arsenal de medidas para ayudar a la liquidez de las empresas y a los ingresos de las familias. El ERTE o el ingreso mínimo vital pueden atenuar los efectos de la crisis. Pero, cuando la crisis se supere, España tendrá que realizar ajustes para reducir su endeudamiento a medio y largo plazo

Por su parte, la directora del Fondo, Kristalina Georgieva, apuntó a comienzos de la pandemia que será necesario un estímulo fiscal a nivel mundial, pero acotó dicho aumento del gasto al gasto sanitario asociado a la covid-19 y las medidas puntuales de cobertura de los más necesitados. Hasta ahí llegaron sus recomendaciones referidas al gasto.

De hecho, Georgieva planteó "rebajas fiscales específicas" como otra fórmula que debería ser explorada. Además, la sucesora de Christine Lagarde señaló que las medidas tomadas deberían ser coordinadas y sincronizadas a nivel global. En este sentido, es importante recalcar que el estímulo fiscal desplegado en Alemania o Italia contempla rebajas de impuestos, frente a las subidas planteadas por el gobierno de PSOE y Podemos.

A continuación