Play

La historia del matrimonio de abogados armados que frenó el asalto a su casa en EEUU

Además de estar casados, los McCloskey son socios empresariales. Encabezan un bufete especializado en casos de lesiones y accidentes laborales.

Diego Sánchez de la Cruz

Mark y Patricia McCloskey, dos abogados radicados en la ciudad de San Luis, Missouri, se han convertido en los protagonistas involuntarios de la semana tras frenar a punta de pistola un "escrache" perpetrado por un grupo de individuos vinculadas a distintos grupos de extrema izquierda como Black Lives Matter o Antifa.

El primer vídeo que salió a la luz en las redes sociales mostraba a los McCloskey en el porche de su mansión, armados con un rifle y una pistola y en actitud desafiante ante los radicales que les gritaban y amenazaban. La estampa parece sacada de una película de Clint Eastwood y ha sido compartida de forma masiva en redes sociales, hasta el punto de que el propio presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, la ha difundido en su cuenta personal.

Aunque las primeras imágenes podían dar a entender que la protesta podía estarse desarrollando en la calle, un segundo vídeo que se publicó poco después reveló que, en realidad, los violentos habían allanado su vivienda, destrozando la puerta de entrada y dirigiéndose en actitud amenazante hacia la vivienda.

Bufete especializado en casos de lesiones

Según NBC, al menos 500 personas participaron en la protesta, si bien la okupación y el escrache fueron cosa de un centenar de radicales, de acuerdo con el canal de televisión local KMOV, integrado en la red de CNN. Mark McCloskey, de 63 años de edad, ha explicado que ambos "temieron por su vida" al ver cómo las hordas destrozaban la puerta de su casa y se aproximaban a la mansión.

"Los McCloskey no han actuado en ningún momento contra quienes protestan de forma pacífica, pero las acciones violentas, las amenazas y la destrucción de la propiedad no son tolerables y, como es lógico, dieron pie a una situación de miedo en la que el matrimonio se vio obligado a actuar en defensa de su propiedad y, siempre y en todo caso, en el marco de lo permitido por la ley", explicó el abogado de la pareja.

La policía está investigado lo sucedido, al igual que la abogacía del municipio, de modo que el asalto puede acarrear consecuencias jurídicas graves para sus perpetradores. Los McCloskey ya han anunciado que están por la labor de tomar medidas judiciales y que su equipo legal ha actuado con rapidez para identificar al mayor número posible de personas participantes en el "escrache".

Además de ser marido y mujer, los McCloskey son socios empresariales, puesto que encabezan un bufete especializado en casos de lesiones, accidentes laborales, etc. Su larga trayectoria en el sector les ha permitido hacerse con la lujosa mansión que ahora está en el punto de mira de los grupos radicales que han tomado las calles de diversas ciudades del país norteamericano.

A continuación