China inaugura el rascacielos horizontal más alto del mundo en plena pandemia

El edificio ocupa 15.000 metros cuadrados, tiene una longitud de 300 metros y conecta con las cuatro torres sobre las que reposa.

Patricia Malagón

La urbe de Chongqing, al suroeste de China, ha marcado un nuevo hito urbanístico al abrir las puertas del rascacielos horizontal más alto del planeta. Se trata de un edificio en forma de puente que reposa sobre cuatro torres que tienen 250 metros de altura.

Las dimensiones de este rascacielos inusual, llamado Crystal, son asombrosas. El edificio ocupa 15.000 metros cuadrados, tiene una longitud de 300 metros y conecta con las cuatro torres sobre las que reposa. En total, el conjunto arquitectónico incluye 1.400 apartamentos, un centro comercial con espacio para 450 tiendas, 160.000 metros cuadrados para oficinas, bares, hoteles, gimnasio, etc. Por si fuera poco, dos de las torres, las situadas más al norte, rozan los 350 metros de altura. Este complejo urbanístico, bautizado como Raffles City Chongqing, se sitúa entre los ríos Yangtsé y Jialing, por lo que le da un aspecto muy similar a Manhattan.

rascacielos-china.jpg

En cuanto al rascacielos horizontal, ha sido diseñado por Safdie Arquitects y la planificación y construcción ha necesitado ocho años para poder contar con la máxima seguridad. Para la construcción se han utilizado 3.000 paneles de cristal y 5.000 piezas de aluminio. En total, pesa algo más de 12.000 toneladas. En el interior de este tubo gigantesco se pueden encontrar jardines, un gran número de restaurantes y bares, una piscina infinita y muchas más atracciones preparadas para recibir a 3.000 visitantes por día.

La inauguración de Crystal estaba prevista para diciembre de 2019, pero la crisis del coronavirus frenó en seco el estreno. Aunque, ahora China ha decidido abrirlo dándole una gran cobertura mediática en todo el país e imponiendo un férreo control sanitario para poder acceder al interior.

No es el primero

Safdie Architects ya sabe lo que es construir rascacielos horizontales, ya que es el responsable del Marina Bay Sands en Singapur. Aunque, en ese complejo arquitectónico, el edificio se asienta sobre torres de 68 metros de altura. Por tanto, aunque la idea es la misma, las características no lo son debido a que el Crystal está 180 metros más alto que su hermano pequeño.

A continuación