Portugal no cobrará Sociedades a hoteles, restaurantes o empresas con un 40% menos de ventas

El gobierno de izquierdas mantendrá las rebajas del IVA de 2016 y 2019, pero advierte de la importancia de limitar el déficit público

Diego Sánchez de la Cruz

En el marco de las medidas anunciadas para favorecer la reapertura de la economía, el gobierno de Portugal que encabeza el socialista António Costa ha movido ficha en materia fiscal y ha anunciado que eliminará los pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades a una de las industrias más afectadas por la covid-19: la de la hostelería y la restauración.

Apoyándose en una posición fiscal favorable que logró un histórico superávit presupuestario del 0,2% del PIB en 2019, el gabinete ha anunciado que también eximirá del pago de dicho pago a cuenta a las empresas de cualquier ramo que hayan sufrido un descenso de sus ventas del 40% o superior, tomando como referencia para la comparación los primeros semestres de 2019 y 2020.

En paralelo, Costa ha anunciado que su gobierno aplicará una reducción del 50% en los pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades exigidos a aquellas empresas que hayan experimentado un descenso de la facturación superior al 20% pero inferior al 40%. Se trata, pues, de una tercera medida de alivio impositivo articulada a través de los pagos regulares que adelantan los fondos asignados al impuesto que grava los beneficios empresariales.

En paralelo, el gobierno ha anunciado que reducirá el pago final exigido por Sociedades cuando haya concluido el ejercicio pero, puesto que dicho tributo se abona durante 2021, ha anunciado que lo más urgente era proceder a regular ya los pagos a cuenta asociados al tributo, para poder abordar más adelante una rebaja de los tipos aplicables.

Mantendrá las rebajas del IVA de 2016 y 2019

Las medidas del Ejecutivo luso coinciden con la apuesta de Alemania, que también ha anunciado a comienzos de junio una serie de descuentos en la factura fiscal que pagarán los contribuyentes. Entre dichas medidas figura un reducción del tipo general del IVA, que pasará del 19% al 16%, así como un "tope" a las cotizaciones sociales o una serie de incentivos fiscales valorados en 6.000 millones de euros.

El gobierno de Portugal ha reconocido que ha estudiado también la posibilidad de recortar el IVA, pero ha subrayado que "aunque felizmente tenemos más margen de maniobra de lo que teníamos antaño, fue difícil lograr esta posición de solidez fiscal, de modo que un nuevo recorte del IVA no parece posible en 2020".

Cabe recordar, eso sí, que el gabinete de Costa recortó en 2019 el IVA aplicado a la luz (pasó del 23% al 6%). Además, el tipo de referencia aplicado de forma general a los restaurantes experimentó otra rebaja en 2016, pasando del 23% al 13%. Estas medidas se mantendrán en pie durante el año 2020.

A continuación