Coronavirus: el Gobierno olvida regular la apertura de discotecas y condena a los empresarios de ocio nocturno

El acuerdo para trasladar la gestión de la fase 3 a las comunidades autónomas "abre un rayo de luz" para garantizar la supervivencia del sector.

Marta Arce

Las discotecas y bares de copas se han quedado fuera de los planes de desescalada y no podrán abrir sus puertas hasta que finalice la fase 3. Por despiste, o de forma intencionada, un cambio de última hora en el BOE les ha excluido del listado de actividades que pueden retomar su actividad, una situación que ha generado perplejidad y un tremendo malestar entre los empresarios que ven cómo el Gobierno pone en riesgo la supervivencia de todo un sector de la economía.

El Consejo de Ministros del 28 de abril incluyó la apertura de locales de ocio nocturno con restricciones de aforo a partir de la fase 3. Sin embargo, el BOE publicado este sábado les ha olvidado por completo. El portavoz de la Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos España de Noche, Vicente Pizcueta, ha denunciado que al quedar fuera del decreto que regula la tercera fase "el sector del ocio se encuentra en un limbo legal".

Para los empresarios el acuerdo para trasladar a las comunidades autónomas las competencias en la regulación de la tercera fase de la desescalada "abre un rayo de luz y un mínimo margen de esperanza para que las autonomías resuelvan esta situación confusa" provocada por el Gobierno.

Desde la federación, su portavoz ha asegurado que siempre han sido respetuosos con las directrices establecidas por el Ministerio de Sanidad, pero también ha lanzado una advertencia: "Si no encontramos una solución y una negociación este mismo lunes en las conversaciones que pretendemos mantener con el Ministerio de Sanidad vamos a tener que acudir a las comunidades autónomas donde afortunadamente la interlocución siempre es mucho más ágil".

Retrasos en los pagos del SEPE

Pizcueta también se ha mostrado sumamente crítico con el ministro de Consumo, Alberto Garzón: "En estos momentos para nosotros Consumo no juega ningún papel en el debate. Su acción ha sido bastante nefasta en todo lo referente a la gestión de los bonos turísticos". También ha añadido que "esos pronunciamientos que insisten en la falta de valor añadido que ofrecen determinados servicios de la actividad turística han sido muy desafortunados. Está dando la espalda a cientos de miles de trabajadores en este país".

Desde la Federación también han denunciado la precaria situación económica de los trabajadores del sector, donde prácticamente el 80% del empleo es a tiempo parcial: "Más allá de los retrasos en los pagos del SEPE, las prestaciones que en un principio debían ser del 70% de la base reguladora, se han quedado en muchos casos en apenas un 15%", ha señalado Pizcueta, que recuerda todas las ocasiones en las que el presidente Pedro Sánchez ha prometido que nadie se iba a quedar atrás: "El gobierno debe apoyar a los colectivos más vulnerables como el empleo femenino y el juvenil. Con prestaciones de 140 euros difícilmente alguien puede llegar a final de mes".

A continuación