Ponen a la venta 600 remaches de la Torre Eiffel a 525 euros la unidad

El famoso monumento cuenta con más de 2,5 millones de remaches que son reemplazados cada cierto tiempo.

Libre Mercado

La SETE (Sociedad de Explotación de la Torre Eiffel) ha anunciado que sacará al mercado 600 remaches originales de la Torre Eiffel a un precio de 525 euros la unidad. Cada uno de estos roblones miden 8,5 centímetros, pesan cerca de 400 gramos y tienen una resistencia de 36 kilos por milímetro cuadrado. En total, la SETE espera ingresar más de 315.000 euros.

Según asegura la sociedad, el famoso monumento cuenta con más de 2,5 millones de remaches, que son reemplazados cada cierto tiempo como medidas de mantenimiento y restauración constante. La SETE ha iniciado una política comercial para tratar de rentabilizar lo máximo posible esta reposición de piezas. Cada año, los empleados de mantenimiento revisan y cambian piezas emblemáticas de la llamada dama de hierro. Ahora, en lugar de guardarlos o exponerlos, la organización los vende ensamblados en bonitas cajas de madera y con certificado de autenticidad.

El año pasado, la SETE ya comenzó a practicar este tipo de medidas tras vender, a través de la casa de subastas Artcurial, 25 peldaños de las escaleras utilizadas durante los primeros años del monumento que suma ya 130 primaveras. Por esta subasta, se recaudaron 170.000 euros.

Maximizar el beneficio

Esta compañía factura cada año, de media, cerca de 90 millones de euros. Sin embargo, los beneficios rara vez superan los 5 millones debido a los gastos que afronta la SETE cada ejercicio. Por eso, este tipo de medidas y de vías para conseguir aumentar los ingresos son más exploradas. La sociedad también gestiona un gran salón en el corazón de la torre, a 57 metros de altura, que alquila por horas con un precio de 1.000 euros por cada hora. También cede los derechos de explotación a dos restaurantes de cocina francesa, uno de ellos, el mítico The Jules Verne.

La caída del turismo en París también ha sido el causante de que la SETE decida explorar nuevas vías de ingresos. Tras los atentados de 2015, el número de visitantes al monumento ha caído en un millón por año, y eso lo notan las cuentas de la sociedad. Por ello, aprovechando la celebración del 130 aniversario de la inauguración de la torre, esta organización ha decidido comenzar a vender por trozos el monumento.

A continuación