Primark reabre este jueves sus tiendas en España que se encuentran en la Fase 2 de la desescalada

Cierra temporalmente probadores y aseos para clientes y elimina todos los probadores de producto del área de salud y belleza.

LD/Agencias

Primark, la firma irlandesa de moda low cost, ha empezado este jueves la reapertura de sus tiendas en España, cerradas por el estado de alarma por la crisis del coronavirus, en las ciudades que ya se encuentran en la Fase 2 de la desescalada diseñada por el Gobierno.

En concreto, la enseña textil ha asegurado que en este proceso de la nueva realidad la vida será "un poco diferente para todos durante un tiempo y las cosas no van a ser fáciles", por lo que los clientes no se encontrarán "el mismo Primark" de antes de la crisis sanitaria, ya que ha realizado cambios en sus espacios, porque su "prioridad ahora es asegurar que las tiendas son seguras para clientes y empleados".

"Estamos encantados de volver y poder proporcionarte los productos de calidad y asequibles de Primark que puedes haber echado de menos o necesitado en las últimas semanas", subrayan desde la firma low cost.

Medidas rigurosas de seguridad para la apertura

Primark aseguró hace unas semanas que abriría sus tiendas cuando estuviera convencida de que la apertura sea "segura" y "correcta" y con medidas sanitarias y de seguridad "rigurosas" en línea con las directrices del Gobierno, según confirmó un portavoz de la enseña textil a Europa Press.

De esta forma, la enseña ha implementando en todas sus tiendas un protocolo estricto de distancia social, por lo que habrá un control del aforo de la tienda para permitir la separación adecuada entre los clientes y los empleados, de acuerdo con las pautas marcadas por el Gobierno.

Así, ha rediseñado la disposición de sus tiendas para dejar más espacio entre las personas, reconfigurando su sistema de colas en caja para permitir la distancia social y habrá empleados específicos para gestionar el correcto flujo de las filas.

Por otro lado, Primark ha cerrado temporalmente probadores y aseos de clientes, así como las concesiones de café y belleza en las tiendas que cuentan con ellas, y ha eliminado todos los probadores de producto del área de salud y belleza.

También habrá en las tiendas una señalización y distintivos claros, además de empleados específicos y personal de seguridad adicional, para guiar a los clientes y limitar así el contacto con otras personas.

Para la protección personal de empleados y clientes, dispondrá tanto en la entrada, en la tienda, como en el área privada de empleados de gel de manos desinfectantes para su uso, así como de mascarillas y guantes para los trabajadores. Además, ha instalado paneles de metacrilato en las cajas para proteger tanto a los clientes como a empleados.

La enseña alienta a los clientes a que realicen sus pagos con tarjeta y contactless cuando sea posible para minimizar las interacciones con dinero en efectivo y ha incrementado los límites para pagos contactless en sus tiendas hasta los 50 euros.

Primark prioriza también en reforzar la limpieza de todos los espacios de la tienda, intensificando la frecuencia sobre todo en los puntos de contacto más habituales como las cajas, las escaleras mecánicas, los ascensores y el área privada de los trabajadores.

De esta forma, la reapertura escalonada de los 47 establecimientos que la firma tiene en España conlleva la incorporación de la plantilla al completo, que regresará a la actividad en ese mismo momento, pasando a encontrarse en un ERTE de reducción de jornada, que comenzará el mismo día de la vuelta al trabajo y se prolongará hasta el 30 de junio.

Las condiciones del ERTE suponen una reducción de entre el 10% de supervisores y retail assistant a un 20% para los managers de la jornada y salario. Este expediente no afectará a las vacaciones de los empleados y las fuerzas sindicales han solicitado que tampoco lo haga a las pagas extras, una medida que está en estudio por parte de la dirección de la compañía.

A continuación