El Gobierno cede la gestión de la renta mínima a País Vasco y Navarra tras pactar con el PNV

Asumir más competencias en el ámbito de la Seguridad Social es uno de los objetivos más ambiciosos del PNV.

LM/Agencias

La Comunidad Autónoma Vasca y la Comunidad Foral Navarra asumirán las funciones y los servicios correspondientes al INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) en relación al Ingreso Mínimo Vital (IMV), según han acordado el PNV y el Gobierno central en un texto que será incorporado al Real Decreto Ley por el que se apruebe el IMV.

De acuerdo con el pacto suscrito entre el PNV y el Ejecutivo Sánchez, el traspaso de la gestión del IMV a la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra se realizará antes del 31 de octubre de 2020. Hasta ese momento, las administraciones competentes acordarán una encomienda de gestión para realizar las actuaciones que permitan atender a los beneficiarios de la medida, según ha informado el grupo del PNV en el Congreso.

Esta concesión del Gobierno está cargada de simbolismo, ya que asumir más competencias en el ámbito de la Seguridad Social es uno de los objetivos más ambiciosos del PNV.

En un comunicado, el PNV ha señalado que este pacto, "que refuerza la bilateralidad Estado-Comunidad Autónoma Vasca y Estado-Navarra y apuntala el autogobierno de los territorios históricos", se ampara en "la especificidad de las Haciendas Forales".

Según ha añadido, "además, se encauzan los posibles conflictos jurídicos que podían derivarse de la colisión del IMV con la RGI vasca o la Renta Garantizada navarra". De esta forma, el IMV será una renta base no complementaria a la que puedan implementar la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra en ejercicio de sus competencias.

Por último, en el texto acordado se especifica también que cualquier referencia a la Comunidad Autónoma Vasca o a la Comunidad Foral de Navarra en el Decreto Ley de IMV deberá contar con acuerdo previo entre las partes firmantes. El PNV, por su parte, se compromete a votar favorablemente el Real Decreto Ley por el que se apruebe el Ingreso Mínimo Vital.

"Se trata de un gran acuerdo para la ciudadanía de la Euskadi y de Nafarroa, que ven blindados sus eficaces sistemas propios de protección social, que seguirán siendo gestionados por sus instituciones", ha destacado el PNV.

Además, ha asegurado que supone "un logro político en un contexto de tentaciones recentralizadoras" y "demuestra, una vez más, la eficacia del PNV en la defensa de los intereses de las vascas y de los vascos en Madrid".

A continuación