La única buena noticia para el turismo: suben las reservas de alojamientos rurales

Este verano las vacaciones en pequeños pueblos y alojamientos en casas rurales serán los favoritos de los viajeros.

Libre Mercado

El turismo será uno de los sectores que más tardará en recuperarse tras la desescalada. Tanto es así, que los hoteles españoles no levantarán la persiana "hasta finales de junio, principios de julio" por la ausencia de clientela, avanza a Libre Mercado el vicepresidente de la patronal turística Exceltur, José Luis Zoreda. "Hasta que no se permita la movilidad interprovincial, no hay ninguna posibilidad de que sean viables. Sólo los pequeños hoteles rurales, de 6 u 8 habitaciones, para gente que quiera desconectar dentro de una misma provincia, tienen alguna oportunidad de negocio ahora", asegura.

Y a Zoreda parece que no le falta razón porque el turismo rural está notando un repunte en las reservas. Tal y como ha publicado el portal EscapadaRural.com, la demanda de reservas en los pequeños alojamientos se ha disparado. Tras realizar una encuesta a más de 17.000 propietarios, la plataforma señala que el aumento de las reservas ha crecido un 122%. Los destinos más solicitados son Andalucía, con un 32% de las peticiones, seguida de Cataluña (21%) y Madrid (9%), recalcan desde la cadena.

"Estos resultados apuntan a unos primeros indicios de recuperación en el turismo rural", explica, Ana Alonso, directora de Comunicación de Escapadarural.com, "estos datos son muy positivos, puesto que, tras el cierre de los establecimientos y una lógica caída en la actividad, en solo una semana hemos alcanzado cifras muy cercanas a las anteriores de la crisis".

En el caso de la Comunidad de Madrid, el aumento del turismo rural se ha triplicado, si se comparan los datos con la semana previa a la encuesta. "Se trata de una comunidad pequeña y con una oferta reducida (279 alojamientos en Escapadarural.com), pero es donde reside el mayor mercado emisor de turistas del país, por lo que es lógico que el impacto sea mucho más llamativo que en el resto de regiones", explica Ana Alonso.

En este sentido, apunta Alonso, "teniendo en cuenta que aún no hemos entrado en la fase 1, se aprecia un movimiento en el sector que esperamos vaya a más, a medida que se establezcan los protocolos de seguridad. Gracias a ellos se ganará en confianza y el turismo rural será la gran opción para las vacaciones de muchas personas a lo largo de este año, puesto que es un turismo de proximidad, asequible y no masificado".

A pesar de estos buenos datos, no hay que dejar de lado la normativa que publicó la Secretaría de Estado para el Turismo, donde se establece un estricto protocolo a seguir. Los alojamientos tendrán que contar con máquinas de ozono para desinfectar las sábanas y otros productos textiles, tendrán que aumentar los turnos de limpieza en las habitaciones y aplicar una severa reducción del aforo. Esto mermará el beneficio por reserva y los precios tenderán a subir.

A continuación