Los supermercados también entran en la fase 1 y empiezan a vender ropa

Carrefour o Alcampo ya pueden comenzar a vender productos textiles, electrónica o bazar.

Libre Mercado

Durante todo el estado de alarma las grandes cadenas de supermercados se han visto obligadas a cerrar al público sus respectivas áreas que no fueran exclusivamente de alimentación. Debido a la nueva normativa del Boletín Oficial del Estado, Carrefour y Alcampo han vuelto a abrir sus áreas de venta de ropa en ciudades donde ya están en la fase 1, según informa Vozpópuli.

Según el BOE, en la fase 1 los supermercados podrán continuar abiertos, pudiendo ampliar la superficie útil de exposición y venta hasta 400 metros cuadrados, para la venta de productos autorizados. Por ello, las grandes superficies como Carrefour y Alcampo, que durante estas semanas se han visto obligadas a cerrar parte de sus locales y vender sólo productos de alimentación o los considerados esenciales, como los tecnológicos o papelería, desde la fase 1 pueden comenzar a vender productos textiles, electrónica o bazar.

Carrefour se hizo eco de esta nueva normativa y, según recoge Vozpópuli, envió un mail a los representantes de los trabajadores el lunes en el que comunicaba que, a partir de ese día, sus centros ubicados en los territorios de la fase 1 podrán tanto reabrir su sala de ventas hasta un máximo de 400 metros cuadrados adicionales como "proceder a la venta de todo tipo de productos en dicha área, esto es, tanto alimentos y productos de primera necesidad (únicos permitidos hasta la fecha) como cualesquiera de aquellos cuya venta dejó de estar permitida como consecuencia de la declaración del estado de alarma". Lo mismo ha hecho Alcampo con los artículos que hasta ahora no podía vender.

Lidl y su colección cápsula

Debido a que ya los supermercados pueden vender sus respectivos productos textiles, Lidl ha lanzado esta semana una nueva colección de su marca propia Esmara. La colección, ya disponible en el e-commerce de Lidl, llegará a sus 600 tiendas el próximo 14 de mayo, está compuesta por más de 25 prendas por menos de 17 euros.

Entre las nuevas medidas de seguridad que Lidl ha tomado destaca que los consumidores podrán adquirir las propuestas de Esmara en cajas individuales por prenda, por lo que se evitará el manipulado de la ropa en el punto de venta.

Durante esta temporada Primavera/Verano 2020, serán varias las colecciones cápsulas que Lidl lanzará hasta el mes de julio.

A continuación