Hartazgo entre los funcionarios del SEPE: ni trabajando "a doble turno, 7 días a la semana" consiguen tramitar los ERTE

Denuncian que alrededor del 20% de los expedientes de ERTE y de otras medidas del Gobierno no se han tramitado.

LD/Agencias

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia el "clima de hostilidad" que se está generando hacia el colectivo de funcionarios del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ante el retraso que se está produciendo en el pago de prestaciones que sufren los ciudadanos, especialmente en los inmersos en ERTE, por lo que exige al Gobierno un refuerzo estructural de plantillas y garantías de seguridad en las oficinas.

Además, avisa de que la plantilla del SEPE se opone a abrir oficinas el 25 de mayo si no hay seguridad y si no se estabiliza antes el bono de las prestaciones pendientes.

En una nota, el sindicato denuncia que se han empezado a producir episodios puntuales de acoso a personal funcionario a la entrada de las oficinas del SEPE por parte de algunas personas que expresan así su "profundo malestar y frustración" por los retrasos en las prestaciones de los ERTE.

En este sentido, pone de ejemplo que en la oficina de la calle Mateu Enric Lladó, de Palma de Mallorca, se ha tenido que avisar a la policía varios días, episodio que se reproduce en otras provincias.

Ante esta situación, CSIF reclama al Gobierno el refuerzo de las plantillas de manera estructural y permanente.

Un 20% de expedientes de ERTE sin tramitar

A este respecto, señala que alrededor del 20% de los expedientes de ERTE y de otras medidas excepcionales puestas en marcha por el Gobierno actual con motivo de la pandemia no se han podido tramitar todavía, pese a la labor que realizan sus plantillas desde el comienzo de la crisis, tanto en las propias oficinas como en sus domicilios "trabajando a doble turno y siete días a la semana, incluidos festivos, al objeto de poder atender las necesidades de miles de personas que se encuentran en una situación tan dramática".

Las oficinas están cerradas desde que comenzó la crisis económica y se atiende de manera telemática a los usuarios, señala CSIF, que explica que ante la "ingente" cantidad diaria de consultas el sistema está colapsado, dado que está diseñado para gestionar un número máximo de llamadas y cada día hay cientos de miles de desempleados llamando al mismo tiempo.

Además, CSIF solicita de manera "perentoria" garantías de seguridad ante la apertura de las oficinas del SEPE a los usuarios, no solo en lo que respecta a las sanitarias, pues muchas de estas unidades no cuentan con servicio de vigilancia al ser competencia de las comunidades autónomas.

Rechaza la apertura de oficinas si no hay seguridad

Sin estas premisas, avisa CSIF, la plantilla del SEPE se opone frontalmente a los planes de apertura de las oficinas a partir de la fase 2 de la desescalada, prevista a partir del día 25 de mayo, y exige que dicha apertura sea consensuada con los servicios públicos de empleo de las comunidades autónomas, con quienes comparte espacio físico en las oficinas de empleo.

Se insta desde CSIF a que se produzca de manera homogénea, al mismo tiempo en todos los territorios, y cuando este organismo esté en disposición de acometer lo que sin duda será una "auténtica avalancha de público".

Según CSIF, el SEPE le traslada que no se procederá a la apertura de las oficinas de prestaciones en la fecha indicada, poniendo desde esa parte los medios para garantizar la seguridad en todos los órdenes y nunca antes de estabilizar el abono de las prestaciones pendientes de trámite y abono al conjunto de desempleados que todavía no ha habido posibilidad de tramitar.

A continuación