La banca salvará los muebles a Yolanda Díaz en el pago de los ERTE

La banca anticipará el pago de los ERTE para que el Ministerio de Trabajo desatasque los retrasos en el cobro de las prestaciones.

Beatriz García

El estallido de la crisis del coronavirus ha provocado una cascada de ERTE en las empresas españolas, que se han visto obligadas a mandar a casa a sus trabajadores por la parálisis de su actividad. La semana pasada, el Ministerio de Seguridad Social cuantificaba, con fecha del 30 de abril, que la friolera de 3.074.462 personas se encontraban en situación de ERTE por fuerza mayor en nuestro país, que es la causa del ERTE asociada a la pandemia. De esta cifra, según el Ejecutivo socialista, habría 300.000 trabajadores que, a día de hoy, todavía no habrían cobrado la prestación, lo que representaría al 10% del total. Eso sí, esta cuantía tan redonda no figura en ningún registro oficial. Simplemente, Pedro Sánchez, Yolanda Díaz o José Luis Escrivá se encargaron de difundirla la semana pasada.

Desde la declaración del estado de alarma, las denuncias de afectados que no habían visto ni un euro del paro de los ERTE han sido constantes. Las oficinas de empleo se han desbordado por la cantidad de solicitantes, y lo mismo ocurre con las de los asesores y gestores, que no dan abasto con la cantidad de trámites burocráticos que tienen que hacer para llevar a cabo estos procesos laborales en nombre de las empresas.

El 3 de abril se produjo el primer pago del paro de los ERTE por la covid-19 y fueron muchos los beneficiarios que se quedaron sin cobrar, aún habiendo dejado de trabajar el marzo. Una situación similar se dio el 3 de mayo, con el segundo pago, aunque el Gobierno insistió en que eran "pocos" los que todavía no habían obtenido el ingreso. Pero precisamente, ayer lunes, la etiqueta #ErteSinCobrar se convertía en uno de los temas más comentados de Twitter. Entre los testimonios más graves destacan los de usuarios que aseguran llevar casi dos meses esperando la prestación, o lo que es lo mismo, dos meses sin ingresos.

Ahora, después de que cientos de miles de empresas hayan echado temporalmente el cierre durante todo este tiempo, la ministra de Trabajo ha trazado un plan para solucionar este sangrante atasco en los ERTE. Y lo ha hecho con un inusual aliado de su partido: los bancos.

El plan con los bancos

El Ministerio que dirige Yolanda Díaz y el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) han firmado un convenio con las patronales bancarias AEB, CECA y UNACC por el que las entidades de crédito se han comprometido a adelantar el pago de los ERTE. Los bancos ya habían adelantado esos pagos del día 10 de cada mes al día 3, pero ahora, se producirán pagos de ERTE todas las semanas, señalan a Libre Mercado fuentes conocedoras de la negociación.

Las mismas fuentes aseguran que habrá trabajadores que ya empezarán a cobrar sus prestaciones a partir de la semana que viene, lo que irá descongestionando el sistema. El proceso de pago dependerá de cada banco, puede ir desde un ingreso en la cuenta del cliente hasta un crédito al 0% de interés, pero lo que siempre ocurrirá es que el banco adelanta el dinero y esperará a final de mes para recibir el pago del Gobierno.

"El objetivo último de este convenio es aliviar el impacto negativo que esta situación puede provocar en la renta disponible de los afectados y contribuir así a paliar las consecuencias de la crisis de la covid-19 sobre los colectivos más vulnerables", celebran en Trabajo a través de un comunicado.

El convenio tendrá una duración inicial de tres meses prorrogable por el mismo período. El SEPE será el primero en reconocer la prestación por desempleo y se lo comunicará a la entidad financiera. A partir de este momento, el banco ofrece el anticipo directamente a los beneficiarios "para que dispongan del dinero con antelación y puedan así hacer frente a sus gastos", señala Trabajo. "Los potenciales beneficiarios de los anticipos son las personas a las que el SEPE reconozca una prestación o subsidio por desempleo desde el 1 de mayo, con efectos económicos retroactivos al inicio de esta crisis sanitaria", añade. No existirá ningún tipo de comisión por realizar esta operación, ni se exigirá ninguna garantía para su cobro.

Yolanda Díaz ha agradecido a la banca este gesto de buena voluntad, un guiño muy poco habitual, sobre todo, teniendo en cuenta que el sector es uno de los principales enemigos de Podemos. El año pasado mismo, Pablo Iglesias calificaba de "buitres" a sus responsables. "Proponemos una banca pública, como en Alemania, para asegurar líneas de crédito a pequeños y medianos empresarios y para garantizar la dignidad de un sistema financiero que no se puede entregar a los buitres que solo buscan su propio beneficio", señalaba el líder de la formación morada, en uno de sus ataques habituales.

ERTE flexibles con los despidos

Desde sus inicios hasta ahora, en cada mitin del partido de Iglesias no han faltado las referencias a los malvados bancos, sin contar las propuestas para incrementar su fiscalidad o intervenir la vivienda que tienen en propiedad. Este martes, el Gobierno ha aprobado la prórroga de los ERTE hasta el 30 de junio en Consejo de Ministros, y es precisamente gracias a los bancos, por lo que el Ejecutivo de Sánchez e Iglesias va a poder pagar las prestaciones a tiempo a los ciudadanos.

Blindar los despidos ha sido el requisito estrella del Gobierno para que las empresas pudieran acogerse a sus ERTE, y también, la principal fuente de desacuerdo con los empresarios. Finalmente, el Gobierno ha flexibilizado la cláusula del mantenimiento obligatorio de los puestos de trabajo durante los 6 meses posteriores al reinicio de la actividad. Si la empresa está a punto de entrar en concurso de acreedores, según los términos establecidos en el artículo 5.2 de la Ley Concursal, o si la comisión tripartita -formada por Gobierno, patronal y sindicatos- valora "en atención a las características específicas de los distintos sectores y la normativa laboral aplicable, teniendo en cuenta, en particular, las especificidades de aquellas empresas que presentan una alta variabilidad o estacionalidad del empleo" que la empresa en cuestión necesita despedir para continuar con su actividad, podrá hacerlo.

A continuación