Primark abrirá en España cuando sea "seguro" y con "rigurosas" medidas sanitarias y de seguridad

Dispondrá en sus tiendas de un protocolo de distancia social "muy estricto", mamparas en las cajas y reforzará la limpieza.

LD/Agencias

Primark, la firma de moda low cost, ha asegurado que abrirá sus tiendas en España, cerradas actualmente por el estado de alarma por el coronavirus, cuando esté convencida de que la apertura sea "segura" y "correcta" y con medidas sanitarias y de seguridad "rigurosas" en línea con las directrices del Gobierno.

"La salud y el bienestar de nuestros empleados y clientes es lo que más nos importa. Es por ello que solo volveremos a abrir nuestras tiendas en España una vez estemos convencidos de que es seguro y correcto hacerlo", ha señalado a Europa Press un portavoz de la enseña textil.

En concreto, la firma de moda ha precisado que se están siguiendo todas las recomendaciones de seguridad del Gobierno y que en el momento de la apertura de las 47 tiendas que tiene en España se implementarán medidas sanitarias y de seguridad "rigurosas", incluyendo un protocolo de distancia social "muy estricto", la provisión de protección personal para empleados y clientes, así como una mayor limpieza de los establecimientos.

De esta forma, Primark está implementando en todas sus tiendas un protocolo estricto de distancia social, por lo que habrá un control del aforo de la tienda para permitir la separación adecuada entre los clientes y los empleados, de acuerdo con las pautas marcadas por el Gobierno.

También habrá en las tiendas una señalización y distintivos claros, además de empleados específicos y personal de seguridad adicional, para guiar a los clientes y limitar así el contacto con otras personas.

Para la protección personal de empleados y clientes, dispondrá tanto en la entrada, en la tienda, como en el área privada de empleados de gel de manos desinfectantes para su uso, así como de mascarillas y guantes para los trabajadores. Además, ha instalado paneles de metacrilato en las cajas para proteger tanto a los clientes como a empleados.

La enseña ha priorizado también en reforzar la limpieza de todos los espacios de la tienda, intensificando la frecuencia sobre todo en los puntos de contacto más habituales como las cajas, las escaleras mecánicas, los ascensores y el área privada de los trabajadores.

A continuación