¿Cuándo y cómo abren las tiendas de ropa?

La reapertura de los centros comerciales donde se encuentran ubicados la mayoría de los establecimientos de las grandes cadenas, será el 25 de mayo.

Laura Broche

Las grandes cadenas textiles preparan la apertura del próximo lunes 11 de mayo, en la fase uno, donde ya se podrá acceder a los establecimientos sin cita previa y se fijará un aforo limitado del 30%, entre otras medidas. Ya en la fase dos, que se iniciará previsiblemente el 25 de mayo si se cumplen los requisitos del Gobierno, abrirán las tiendas ubicadas en centros comerciales, aunque estas han criticado que se las excluya hasta esa fecha.

Cada compañía ha dado a conocer las medidas de seguridad que tomarán para su inminente vuelta. Entre dichas medidas destacan la toma de temperaturas para entrar a los establecimientos de El Corte Inglés o el cierre temporal de probadores en todos los establecimientos de H&M. Eso sí, en la fase 1 sólo pueden abrir los locales de menos de 400 metros cuadrados, por lo que habrá muchos establecimientos de estas firmas que quedarán fuera, como Primark, El Corte Inglés o algunas tiendas de Inditex.

Inditex

Inditex abrirá desde este jueves algunas tiendas de menos de 400 metros cuadrados de sus diferentes marcas en distintos puntos de la geografía española, aunque lo hará con cita previa, con atención personalizada y con horario preferente para los mayores de 65 años, según han informado a Europa Press en fuentes de la compañía.

De esta forma, el gigante textil comienza la reapertura de sus tiendas con todas las medidas de seguridad e higiene fijadas por el Gobierno en la fase cero para los empleados y clientes, entre las que figuran dispensadores automáticos de gel hidroalcohólico en la puerta de los establecimientos, señalización para respetar la distancia social, higienización de probadores, en los que desaparecen las fichas, o mamparas en las cajas.

En los establecimientos que abran sus puertas en la fase cero, la cita previa es obligatoria y se concertará a través de un telefóno o mail que estará puesto en los escaparates. De hecho, la visita al establecimiento será de media hora, con un máximo de cuatro clientes en el interior.

En concreto, Inditex ha abierto este jueves algunas tiendas de todas sus marcas, entre ellas de su buque insignia Zara (la ubicada en Juan Flórez de A Coruña, la de hombre situada en Plaza de Galicia de Santiago de Compostela y otra en Oviedo). Precisamente, la compañía cuenta con poco más de una decena de tiendas Zara con menos de 400 metros cuadrados, teniendo en cuenta que la mayoría se han absorbido para abrir tiendas de mayor tamaño.

La intención del grupo, que ya ha abierto también algunas tiendas en Alemania, Holanda y Austria, es la apertura gradual de sus establecimientos, ahora los inferiores a 400 metros cuadrados y con cita previa, mientras que en la fase uno, que arrancará el 11 de mayo en determinadas zonas, estarán operativas más tiendas.

Mango

La medida principal de Mango será el control del aforo. Su política será de una persona por cada 10 o 20 metros cuadrados. El personal de tienda será responsable de regular la entrada de clientes al local y de recordarles que deben mantener la distancia de seguridad. De hecho, tanto consumidores como empleados "dispondrán de guantes y gel desinfectante en el establecimiento", indica el director de Relaciones Institucionales de Mango, Guillermo Corominas en declaraciones dadas al medio Business Insider España.

Respecto a si será posible probar las prendas en los probadores o no. Corominas avanza que "los probadores se mantendrán abiertos en los países en los que esté permitido". En caso de estar operativos, el personal de Mango realizará un control del acceso: "Se abrirán sólo parcialmente, alternando uno abierto y uno cerrado, para mantener la distancia de seguridad". Tras cada cliente, se desinfectará el probador antes de que entre el siguiente.

Mango también impondrá una cuarentena a las prendas para evitar el contagio: "La ropa que sea devuelta o que alguien haya probado permanecerá 48 horas en cuarentena dentro de una bolsa de plástico en una zona habilitada del almacén antes de ser expuesta de nuevo al público", sostiene Corominas.

H&M

La cadena sueca ha hecho público su protocolo de salud y seguridad de reapertura de sus tiendas tanto para clientes como para trabajadores. Entre las medidas que recoge dicho protocolo se encuentran que el aforo estará limitado en los establecimientos para reducir el riesgo de propagación del coronavirus. Tal y como recomiendan las autoridades sanitarias, será necesario garantizar los 2 metros de distancia entre clientes, y entre clientes y empleados, para ello H&M colocará pegatinas en el suelo.

También instalará en todas sus tiendas pantallas de metacrilato en las cajas. Además, todos los trabajadores llevarán mascarillas y guantes. Para la adecuada limpieza y desinfección, los clientes y empleados tendrán a su disposición dispensadores de gel hidroalcohólico en diferentes puntos de la tienda.

En un inicio los probadores estarán cerrados y los irán abriendo de forma progresiva teniendo en cuenta las medidas necesarias para garantizar la seguridad de empleados y clientes. La situación se irá cambiando en función de las necesidades y las recomendaciones y regulaciones que establezcan las autoridades competentes.

El Corte Ingles

El gigante del comercio español tomará la temperatura a clientes y trabajadores, según figura en el plan de contingencia que ha diseñado la compañía de cara a la apertura de sus tiendas en la desescalada por la crisis del coronavirus.

En el plan destaca que, en "función de la disponibilidad", se realizarán test rápidos de anticuerpos para el personal que esté o se vaya a incorporar, priorizando a los trabajadores que se reincorporan después de haber sido un caso confirmado, probable o posible.

En la apertura de las tiendas, se mantendrán las medidas actuales de protección con la distancia de seguridad de dos metros para evitar contactos, así como el lavado de manos con jabón o gel desinfectante.

Los trabajadores llevarán obligatoriamente mascarillas en las actividades en las que haya un contacto estrecho con el cliente, a los que se les proporcionará mascarillas FFP2 y bata desechable o lavable. También será obligatorio el uso de guantes y pantalla facial, cuando no sea posible el distanciamiento.

Por otro lado, la firma que preside Marta Álvarez reforzará el control del aforo de sus centros, así como la señalización de seguridad. Además, contará con medidas especiales para los probadores y la devolución de artículos.

Primark

Primark, la firma de moda low cost, ha asegurado que abrirá sus tiendas en España, cuando esté convencida de que la apertura sea "segura" y "correcta" y con medidas sanitarias y de seguridad "rigurosas" en línea con las directrices del Gobierno.

Primark está implementando en todas sus tiendas un protocolo estricto de distancia social, por lo que habrá un control del aforo de la tienda para permitir la separación adecuada entre los clientes y los empleados, de acuerdo con las pautas marcadas por el Gobierno.

También habrá en las tiendas una señalización y distintivos claros, además de empleados específicos y personal de seguridad adicional, para guiar a los clientes y limitar así el contacto con otras personas.

En riesgo 5.000 puesto de trabajo

Desde la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED) sostienen que "la decisión del Gobierno de aplazar dos semanas más -hasta el 25 de mayo- la apertura de nuestros establecimientos genera una profunda preocupación en el sector. A excepción de la alimentación, el resto de nuestras empresas llevan ya dos meses con las tiendas cerradas, con cerca de 100.000 empleados en situación de ERTE y unos problemas operativos y de liquidez muy severos. Las ventas en algunas categorías comerciales pueden caer entre un 25% y un 50% este año. Por eso, retrasar la reapertura pone en serio riesgo 5.000 puestos de trabajo".

El Corte Inglés, Ikea o Leroy Merlin son miembros de ANGED. Además explican que "el cierre de nuestras tiendas mantiene bloqueada una cadena de valor que genera 30.000 millones de euros anuales de facturación para la industria española y lo servicios, en su mayoría para pymes".

"No compartimos la discriminación en la reapertura de tiendas por tamaño que ha fijado el Gobierno. Las razones sanitarias y de seguridad de empleados y clientes deben ser los únicos motivos que determinen la reapertura. Por tanto, todas las tiendas que cumplan los requisitos necesarios de distanciamiento social, aforo, prevención e higiene requeridos por la autoridad sanitaria deben poder abrir sus puertas en la Fase I", afirman desde la patronal.

A continuación