Ver

Así vuelve a la actividad la planta de Ford en Valencia

Ford Almussafes retomó el 4 de mayo su actividad con un aumento gradual de producción y numerosas medidas de protección y seguridad.

Libre Mercado

Ford reinicia la producción en su planta de vehículos de Almussafes (Valencia), al igual que ha hecho en la mayoría de sus principales plantas de vehículos y motores de Europa.

La planta valenciana retoma, de este modo, la producción del nuevo Ford Kuga, su gama de vehículos electrificados. En Valencia se fabrican también los modelos Mondeo, Transit Connect y Tourneo Connect, S-Max y Galaxy.

Al igual que en la planta de Valencia, desde el 4 de mayo se retomó la actividad, en distintas fases, en otras instalaciones, como la planta de montaje de vehículos de Saarlouis y la planta de montaje y motores de Colonia en Alemania, y las plantas de motores y vehículos de Craiova en Rumania. La planta de motores de Valencia se pondrá de nuevo en marcha el 18 de mayo, mientras que la fecha de reanudación de las plantas de motores de Dagenham y Bridgend de Ford en el Reino Unido se confirmarán más adelante.

Producción gradual

La producción comienza a un nivel bajo, dando prioridad a los pedidos de vehículos ya vendidos a clientes por parte de los concesionarios, y se irá incrementando gradualmente durante los próximos meses antes de alcanzar la plena producción. Los planes de producción tienen en cuenta la preparación de los proveedores, las restricciones de movimientos de cada país y, la reapertura de los puntos de venta de concesionarios Ford en los principales mercados, así como la demanda de los clientes.

Protección para todos los empleados

Ford mira con lupa la protección de todos sus empleados por lo que ha implementado una lista completa de estándares globales sobre distanciamiento social y acciones de salud y seguridad en las instalaciones de fabricación:

  • Requerir que cualquier persona que entre a una instalación de Ford use una mascarilla proporcionada por la compañía, y un protector facial en áreas determinadas de manufactura donde no se pueda cumplir con el distanciamiento social
  • Todas las personas que entren en las instalaciones de Ford deben comprobar la temperatura de su cuerpo al entrar con un equipo de escaneo que cumpla con las regulaciones y restricciones locales o nacionales
  • Completar una autoevaluación diaria online de salud que confirme que el empleado está en condiciones para trabajar antes de entrar en una instalación de Ford

Rediseño de las áreas de trabajo para asegurar que se mantengan las directrices de distanciamiento social adecuadas y regreso gradual al trabajo para reducir la densidad de empleados en los edificios.

Ford fabrica sus propias mascarillas

La empresa proporciona a todos los empleados kits de protección personal en sus lugares de trabajo. Estos kits incluyen mascarillas, un termómetro reutilizable y otros artículos de higiene.

Ford fabrica mascarillas para su uso en sus instalaciones en toda Europa. Las máscaras faciales proporcionadas por la compañía deberán ser usadas por cualquier persona que trabaje o visite un edificio de Ford, en línea con los protocolos globales de la compañía. Al fabricar mascarillas para uso propio, Ford está ayudando a reducir la demanda de las cadenas de suministro de equipos de protección personal que también son necesarios para los servicios médicos y otros sectores.

Los empleados en áreas no productivas también comenzarán a regresar a sus puestos de trabajo de manera gradual, dando prioridad a aquellos que participan en actividades clave de planificación de reactivación y áreas críticas de negocio, o cuyas funciones laborales les exigen utilizar equipos especializados que sólo están disponibles en instalaciones de Ford, como aparatos de prueba de vehículos. Los empleados no relacionados con la producción que pueden seguir ejerciendo el teletrabajo serán los último en reincorporarse para extremar, más si cabe, las medidas de máxima seguridad sanitaria.

A continuación