FCC provisiona 20 millones de euros por la crisis y reduce un 61,2% su beneficio trimestral

Su actividad constructora cae un 4,6% sólo en marzo y la de cemento, un 23,6%.

LD/Agencias

FCC ha realizado una provisión de 20 millones de euros en sus cuentas del primer trimestre del año para "compensar los efectos negativos" de la crisis sanitaria generada por el coronavirus en su negocio, según informó la compañía de construcción y servicios.

Esta provisión llevó al grupo controlado por Carlos Slim a cerrar el trimestre con un descenso del 61,2% en su beneficio neto, que se situó en 28,1 millones de euros.

El resultado se vio también afectado por la comparación con los extraordinarios incluidos el pasado año derivados de proyectos renovables, así como por un impacto de 15 millones ocasionado por los tipos de cambio.

Respecto a los efectos de la crisis sanitaria, FCC los registra fundamentalmente en las actividades de construcción y de fabricación de cemento que, según indica, se vieron ya en marzo afectadas "en mayor medida y diverso grado, por las medidas de restricción de actividades no esenciales decretadas en la mayoría de los países en los que opera el grupo".

No obstante, el resto de negocios de FCC, como son la limpieza y recogida de residuos y la gestión del agua, figuran dentro de las actividades "esenciales y críticas para el buen funcionamiento de las ciudades y el bienestar de sus ciudadanos" y han continuado con su actividad.

Impacto ya en marzo

En su informe de resultados trimestrales, la compañía también participada por Esther Koplowitz detalla datos de ingresos de sus distintas actividades en el mes de marzo en los que ya se aprecia el impacto de la crisis.

Así, su actividad constructora registró una caída del 4,6% el pasado mes, la de cemento se desplomó un 23,3% y la de la nueva filial concesionaria de autopistas Cedinsa se hundió un 33,6%. La rama de servicios medioambientales redujo un 4,2% su facturación, si bien la de agua la aumentó un 3,4% en este mes.

No obstante, dado que la crisis arrancó en la quincena final del trimestre, FCC aún saldó el conjunto del periodo con un aumento del 3,3% en su cifra de negocio total, que sumó 1.485 millones de euros, un 42% proveniente del exterior.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda), de su lado, progresó un 5,1%, hasta los 218 millones, impulsado por la consolidación global de la referida concesionaria Cedinsa y un ligero aumento de los márgenes.

Por áreas del negocio, sólo la de cemento concluye los tres primeros meses con caída de ingresos, del 9,6%. La de construcción progresa un 1,2% impulsada por el crecimiento del 27,3% registrado en España gracias a las obras de remodelación del estadio Santiago Bernabéu.

El negocio de servicios medioambientales, primero en generación de ingresos y Ebitda, crece un 3%, y la filial de agua Aqualia, la otra joya de la corona del grupo, lo hace un 6,3%. Además, FCC se anota ingresos de 31,7 millones y un Ebita de 24,5 millones por Cedinsa.

Liquidez ante la crisis

En el plano financiero, FCC destacó que cuenta con liquidez, entre caja y líneas disponibles, por importe de 1.750 millones de euros, monto que multiplica por 2,5 millones al de la deuda que tiene que atender hasta dentro de un año, el 31 de marzo de 2021.

A la conclusión de marzo, la compañía presentaba un endeudamiento financiero neto de 3.717 millones de euros, un 8,8% más respecto al comienzo del año, de los que 98 millones son deuda con recurso a la matriz.

De esta forma, FCC mostró su confianza que en "la sólida base financiera y operativa del grupo constituya uno de los muchos vectores de recuperación y de contribución diferencial para lograr una vuelta plena al crecimiento y al bienestar social general".

A continuación