Lays retira una demanda contra cuatro agricultores por cultivar una patata registrada

La propietaria de Lays lanzó una oferta a estos agricultores para firmar un acuerdo de exclusividad o que dejasen de cultivar las patatas.

Libre Mercado

PepsiCo, dueña de las patatas fritas de la marca Lays, decidió interponer una demanda contra cuatro agricultores de la India el año pasado. El motivo de la demanda se encuentra en que, en el 2009, la multinacional recibió una concesión de exclusividad para cultivar un tipo de patata determinado, llamado FC5. Ese tubérculo se caracteriza por contener hasta un 85% menos de agua que las patatas normales y, por tanto, es ideal para elaborar las patatas fritas de bolsa.

La compañía estadounidense trabaja en la actualidad con más de 24.000 productores de la India, que son los encargados de cultivar la variedad FC5. Más allá de estos agricultores, nadie más en el país puede sembrar esas patatas sin el permiso de PepsiCo, ya que cuenta con una licencia concedida en base a la ley india de Protección de Variedades y Plantas. Por tanto, cuando se enteraron de que un grupo de productores de Gujarat estaban produciendo este tipo de tubérculo sin su permiso, decidió demandarles exigiéndoles 130.000 euros a cada uno.

"PepsiCo es el mayor comprador de papas procesadas de la India y una de las primeras compañías en trabajar con miles de agricultores locales para cultivar una variedad protegida específica de papas para la misma", destacaba un portavoz de la empresa a la CNN. "En este caso, recurrimos judicialmente a personas que estaban vendiendo ilegalmente nuestra variedad registrada".

Antes de ir a juicio, la propietaria de Lays lanzó una oferta a estos agricultores para firmar un acuerdo de exclusividad o que dejasen de cultivar las patatas. Ante esto, el abogado de los productores decidió estudiar la oferta, pero se fue alargando el tiempo debido a la situación que vive la India en cuanto a conflictos laborales. Además, los sindicatos de la zona mostraron su apoyo total a estos cuatro trabajadores de Gujarat. Tanto es así, que PepsiCo decidió retirar la demanda por los vacíos legales que se encontraron, unido a las peticiones de boicot a Pepsi en las redes sociales.

A continuación