Austria reabre en busca de la recuperación en V y sin rebrote del coronavirus

"Hacer el mayor volumen de test, para que la reapertura se realice en un contexto de confianza", sostiene el primer ministro Sebastián Kurz.

Diego Sánchez de la Cruz

"Fuimos uno de los primeros países europeos que movió ficha. En el momento en que se tomó la decisión de imponer el confinamiento teníamos solo a una doscientas personas hospitalizadas. Fue bueno haber actuado a tiempo, porque ahora la situación está bajo control. Tenemos un número bajo de positivos y de fallecidos y el crecimiento de la infección se ha suavizado enormemente. Por eso estamos lanzando la estrategia de reapertura del país".

Con estas declaraciones explicaba Sebastián Kurz a la cadena de noticias CNN su decisión de poner fin al confinamiento y permitir que los ciudadanos austriacos vuelvan a recuperar parte de la normalidad previa al estallido de la pandemia del coronavirus. El joven primer ministro popular, de apenas 33 años de edad, se convierte así en el primer gran líder de Occidente que activa la "desescalada" de las medidas de aislamiento tomadas para poner frente al brote del patógeno originario de China.

"Hemos empezado el desconfinamiento con los pequeños comercios, que pueden abrir desde el Lunes de Pascua. A comienzos de mayo se levantarán las restricciones para los negocios de mayor tamaño y dos semanas después queremos que reabran los restaurantes. Lo hacemos de forma escalonada, con quince días de diferencia entre cada fase, para poder hacer un seguimiento cauteloso de los números y asegurarnos de que, si hay un deterioro, podemos activar el "freno" y retrasar los plazos", explica Kurz.

Mientras se desarrolla este calendario de reapertura, el gobierno se ha comprometido a replicar el modelo coreano y "hacer el mayor volumen de test, para que la reapertura se realice en un contexto de confianza". En paralelo, Kurz pretende "mantener en pie las principales medidas de distanciamiento social y asegurarnos de que la población sale a la calle con material de protección, caso de las mascarillas o los guantes".

¿Se ha traducido la reapertura en un rebrote de la pandemia? Kurz explicó a CNN que, "desde que hemos reabierto la economía, se ha mantenido una tendencia a mejor en los indicadores sanitarios. El número de nuevos positivos se ha quedado constante en torno a unos cien diagnósticos diarios y, de hecho, empieza a arrojar una tendencia a la baja. Pero igual que fuimos rápidos en nuestra reacción, también somos cautos en la reapertura y, si la situación cambia, nos adaptaremos de inmediato".

Las cifras clave de la gestión de Kurz

Austria presentaba el 23 de abril unos 14.900 positivos por coronavirus, de los cuales 11.300 se correspondían a pacientes ya recuperados y 3.100 a casos activos. La enfermedad se ha cobrado un total de 510 muertos, lo que supone uno de los indicadores de mortalidad per cápita más bajos de Europa, en el entorno de los 60 fallecidos por millón de habitantes que también registra Alemania.

1-casos-activos-coronavirus-austria.png
2-nuevos-casos-coronavirus-austria.png

El escenario de caída del PIB que maneja el Banco de Austria apunta a un descenso del PIB del 3%, mientras que otros informes creen que la horquilla de la caída será algo mayor (4-6% del PIB). El regulador cree que el déficit alcanzará el 5% del PIB, una cifra relativamente manejable si tenemos en cuenta que la deuda pública ha bajado del 85% al 70% del PIB durante el último lustro y si se considera el colchón fiscal aportado por los superávits presupuestarios de 2018 y 2019.

En materia económica, el gobierno ha desplegado la siguiente estrategia:

- Plan para mantener el empleo temporal a través de reducciones de jornada y ayudas directas.

- Línea de avales para asegurar que la liquidez llega a las pymes, con préstamos de hasta cinco años de duración y tipos reducidos del 0,3%.

- Fondo de emergencia para aumentar el gasto en materia de salud y asegurar una mayor capacidad de atención en hospitales y UCIs.

- Retraso de los pagos fraccionados y de las retenciones asociadas a los principales impuestos.

- Aplazamiento sin intereses de los pagos fiscales.

A continuación