¿En qué se diferencia el petróleo Texas del Brent?

Existe en estos momentos más oferta de WTI que de Brent.

Patricia Malagón

El petróleo ocupa en estos días una gran cantidad de titulares en la prensa porque, por primera vez la historia, el barril de WTI se ha vendido a tipos negativos, es decir se ha pagado a los compradores por adquirir un barril, algo que no ha ocurrido con el Brent.

Hay varios motivos que explican por qué el West Texas ha caído mucho más que el Brent para los contratos de futuros del mes de mayo. El principal de ellos es que hay, comparativamente, más oferta de WTI que de Brent. Pero, además, el West Texas no ha notado de una manera tan clara el recorte de producción de la OPEP.

Diferencias

El WTI es el barril de referencia en Estados Unidos y se extrae, principalmente, de Texas, Luisiana y Dakota del norte, aunque después se traslada a Oklahoma para ser entregado a los compradores. El Brent se consigue tras la mezcla de cuatro tipos de petróleo: Brent, Forties, Osberg y Ekofisk, todos ellos ubicados en el mar del Norte. Pero no solo eso, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) es la que condiciona el Brent en gran medida, mientras que el WTI hace referencia al petróleo de los Estados Unidos.

Aunque siempre ha existido cierta correlación entre el WTI y el Brent, lo cierto es que las tensiones en Oriente Medio y las decisiones de la OPEP influyen de forma directa en el Brent. Mientras que la producción y demanda de los Estados Unidos influye en el West Texas.

En cuanto a la composición, son petróleos muy parecidos, aunque no iguales. El contenido de azufre del WTI es del 0,24% y del Brent es del 0,37%. Además, en cuanto a la densidad es 39,6 para el West Texas y de 38 para el Brent. Por tanto, son crudos ligeros y con poco azufre.

¿Por qué cae más el WTI?

La OPEP ha aprobado recortes de producción desde principios del 2019, aunque el recorte más drástico se produjo hace unas semanas cuando Arabia Saudí y Rusia acordaron recortar en 9,7 millones de barriles al día su producción. Aunque, Estados Unidos ha secundado el recorte, no ha afectado tanto a sus plantas generando más exceso.

Otro de los motivos es que es más costoso exportar WTI porque los buques tienen que atravesar todo el océano Atlántico para llegar a Europa, mientras que en el caso del Brent la conexión es más fácil.

Por otro lado, Europa y Asia, donde China es uno de los principales compradores de crudo, aplicaron antes las políticas de confinamiento. De hecho, China ya ha comenzado su desconfinamiento. Esto supone que, mientras que el Brent recupera ligeramente la demanda, el WTI vive la situación inversa por el confinamiento de los Estados Unidos.

Por último, la rapidez con la que Estados Unidos produce crudo gracias al fracking (produce tres veces más que en 2008) unido al descenso de la demanda está provocando una saturación sin precedentes para poder guardar los millones de barriles de crudo. No hay que olvidar que se están empleando todos los buques disponibles para guardar en el mar todo el petróleo producido.

A continuación