El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona: "España es paro y muerte, Cataluña es vida y futuro"

Tras las críticas trató de justificar su afirmación diciendo que Torra pidió el confinamiento casi 20 días antes del decretado por Sánchez.

LD/Agencias

El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, ha afirmado que "España es paro y muerte; Cataluña es vida y futuro", para criticar la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez en la crisis del coronavirus, unas palabras que han sido ampliamente rechazadas por dirigentes de diversas fuerzas políticas, también desde el propio independentismo.

Canadell se refería en un tuit al pulso que mantuvo en las dos primeras semanas del estado de alarma el presidente de la Generalidad, Quim Torra, con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a quien reclamaba que endureciese las restricciones del confinamiento.

En su polémico tuit, Canadell comparte una información en la que se compara la gestión de la crisis en España y Grecia, donde se han registrado muchos menos contagios de coronavirus.

"Españoles, fijaos en la diferencia de un cierre dos semanas antes. Hacer caso a Quim Torra hubiera supuesto parecernos a Grecia, una centésima parte de contagios y muerte. Cataluña independiente habría salvado miles de vidas... España es paro y muerte, Cataluña es vida y futuro", dice el tuit de Canadell.

Aluvión de críticas

La afirmación de Canadell ha recibido críticas desde el propio ámbito independentista, como es el caso del diputado de JxCat en el Congreso, Sergi Miquel: "Si me parecía necesario tener las cámaras de comercio alineadas con el derecho de autodeterminación no era precisamente para leer cosas como ésta", ha escrito en Twitter.

"Lo encuentro penoso y fuera de lugar", ha asegurado a su vez la ex coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal.

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, por su parte, ha compartido en Twitter un mensaje crítico con Canadell.

En la rueda de prensa telemática del Gobierno catalán, la consejera de la Presidencia, Meritxell Budó, ha insistido en que una Cataluña independiente habría gestionado "diferente" esta crisis, como ya dijo el lunes, cuando aseguró que "no habría habido ni tantos muertos ni tantos infectados" por coronavirus, ya que la Generalidad habría decretado un confinamiento total "quince días antes".

Budó no ha aludido a las palabras de Canadell, pero, preguntada por las comparativas entre la gestión española de la crisis y la que haría hipotéticamente una Cataluña independiente, ha afirmado: "Yo aquí no he dicho que España nos mata, no he dicho nada de todo esto y me guardaría mucho de hacer alguna vez una afirmación en este sentido".

Quien sí se ha referido directamente a Canadell ha sido el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona y presidente del PSC en la ciudad, Jaume Collboni. "¡Absolutamente lamentable! Declaraciones como éstas son ofensivas, impropias de un presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona. Unas palabras que no representan a Barcelona ni la pluralidad de su tejido económico. Exigimos una rectificación y disculpa", ha recalcado.

La reacción de Collboni no ha convencido a la presidenta del grupo de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Barcelona, Luz Guilarte, que ha exigido la "dimisión inmediata" de Canadell.

"¿Rectificación? ¿Disculpa? Ada Colau, ¿qué más hace falta para que su gobierno exija la dimisión inmediata de quien de manera reiterada evidencia estar incapacitado para representar nada más que su propio odio y miseria moral?", ha dicho Guilarte.

El presidente del grupo de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, ha denunciado las palabras de Canadell y las de Budó del lunes: "Primero el Govern y ahora la Cambra. Ante la politización de los muertos en clave identitaria, hay que reivindicar más que nunca la solidaridad y la fraternidad entre los pueblos".

Tras el revuelo suscitado por sus afirmaciones, Canadell ha publicado varios mensajes: "Veo que este tuit ha comportado mucha crítica y que puede interpretarse ofensivamente... lo lamento", ha escrito, para acto seguido hacer algunas puntualizaciones.

Ha subrayado que Torra insistió en el confinamiento total desde el 13 de marzo y Sánchez no lo decretó hasta el día 30, lo que permitió "salidas de coches masivas de Madrid" y "también en parte de Barcelona" durante los días 13 y 14, algo que "sin ningún tipo de duda ha comportado más contagios y, por lo tanto, más muertos".

A continuación