El sector turístico califica de "falta de respeto" a las medidas del Gobierno y responde al "desprecio" de Iglesias

Exceltur alerta de que la actividad turística perdería 124.000 millones de euros, el 81,4% del negocio de 2020, si no pueden abrir hasta diciembre.

Beatriz García

El sector turístico español lleva varios días temiéndose lo peor. El primer mazazo vino de parte de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que hace una semana desaconsejó a los europeos realizar ningún tipo de reserva para las vacaciones de verano por el futuro incierto de la pandemia. Después, las diferentes declaraciones de los miembros del Gobierno han acabado de rematar las expectativas de la patronal turística Exceltur. Su vicepresidente, José Luis Zoreda, las tiene grabadas a fuego. "Empezó el ministro de Consumo, Alberto Garzón; le siguió la de Trabajo, Yolanda Díaz; después, la de Hacienda, María Jesús Montero; tras de ella, el presidente, Pedro Sánchez, y terminó la de Turismo, Reyes Maroto", enumera Zoreda a Libre Mercado. "Todos ellos han dejado caer subliminalmente y con mensajes ambiguos que el turismo no va a poder volver a la actividad hasta final de año. Y eso sería letal para el sector", advierte.

Si esto sucediera, los cálculos de Exceltur son escalofriantes: la actividad turística perdería 124.000 millones de euros, el 81,4% de todo el negocio de 2020. "Ningún sector económico podría resistir estar 10 meses sin facturar nada sin verse arrasado antes por el camino. Entonces, tendrían que rescatarnos porque sería el apocalipsis", augura Zoreda. Estos días, el teléfono del vicepresidente de Exceltur no para de sonar. "Los CEO de importantes empresas turísticas nos han llamado para preguntarnos cuándo vamos a poder abrir y no sabemos nada", relata. Desde Exceltur contaban con "empezar a abrir en junio al turismo nacional para ya poder encontrarnos con algún turista extranjero en julio", pero cada vez lo tienen más difícil porque "el Gobierno no ha puesto encima de la mesa ningún plan para la reactivación".

Iglesias quiere reducir el peso del turismo

Y ahora, el vicepresidente de Exceltur se ha encontrado con otras declaraciones, que ha calificado de "nada alentadoras" por parte de otro miembro del Gobierno: Pablo Iglesias. El líder de Podemos ha asegurado, en una entrevista para Cuarto Poder, que España debe reducir su peso en el sector turístico. El turismo es la primera actividad de la economía española y supera el 12% de nuestro PIB. "Nuestro país, como cuarta economía de la zona euro, no puede depender exclusivamente de los sectores económicos que han sido hegemónicos en España durante las últimas décadas, como el sector inmobiliario o el turismo. El turismo siempre va a existir en España, es fundamental y lo vamos a proteger, pero nuestro país tiene que diversificar su producción", señala el líder de Podemos, que propone las energías renovables como alternativa al turismo. "Tiene que producirse una transición ecológica en los términos que ya habíamos apuntado, pero en este momento es evidente que la debemos acelerar como proyecto de país. Hay que apostar por las renovables", añade Iglesias.

Cuando el turismo está perdiendo la friolera de "13.000 millones de euros al mes", Zoreda cuestiona que "sea el momento de plantearnos cuál debe ser nuestro tejido empresarial". Tampoco duda en responder tajantemente a Iglesias señalando que "a todos nos gustaría que Silicon Valley estuviera en Badajoz, pero es precisamente gente como usted la que no favorece que los negocios se desarrollen con libertad".

El vicepresidente de Exceltur asegura que "no nos hacen ninguna falta declaraciones como estas, que subestimen, ninguneen y desprecien a un sector, que está claro que lo puede hacer mejor". Zoreda reconoce que el turismo "debe mejorar su modelo apostando por la sostenibilidad, por el trabajo desde el ámbito local, por el turismo de calidad y dejando de obsesionarse por batir récords en llegadas de turistas, pero ahora, estamos hablando de nuestra supervivencia".

Además de las nuevas prórrogas del Estado de Alarma "que de por sí, ya impiden arrancar ninguna actividad turística", desde Exceltur critican que aún se desconocen los protocolos/restricciones que puedan afectar la libre movilidad por el territorio nacional o europeo para viajar, los medios de transporte permitidos, las condiciones para la apertura de establecimientos (hoteles, bares, restaurantes, etc) o de parques, museos, playas…

400 millones, "una falta de respeto"

Es llamativo que para un sector crucial en nuestra economía, como es el turismo, el Gobierno de Pedro Sánchez sólo haya aprobado la medida "específica" de 400 millones de euros en avales de préstamos a través del ICO. "Esto es una falta de respeto, cuando estamos calculando pérdidas de 13.000 millones de euros al mes", señala Zoreda, que reconoce que las compañías del sector "sí se están acogiendo a los nuevos ERTE y a algunos aplazamientos y créditos generales", aunque insiste en que "el turismo necesita un plan específico, porque cuando las tiendas empiecen a abrir, empezarán a vender, pero nosotros, si no vienen turistas, aunque estemos abiertos, seguiremos sin ingresos".

Independientemente de cuándo se ponga en marcha el sector turístico en España, lo que ya parece claro es que las empresas tendrán que modificar su operativa para adaptarla a los nuevos protocolos sanitarios. Aunque el Gobierno todavía no ha elaborado esa hoja de ruta, entidades como la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM) ya están trabajando en una hoja de ruta común para la creación del certificado Hoteles COVID Free que garantice la seguridad de los clientes y trabajadores de los hoteles madrileños. Una desinfección extra de las instalaciones, hacer test del Covid-19 a todos los huéspedes antes de entrar, el uso obligatorio de guantes y mascarillas en las zonas comunes o la instalación de mamparas y la separación de las mesas en el comedor son algunas de las medidas que podrían aplicarse en la reapertura.

A continuación