Indra dona 1.000 tablets a través de Cruz Roja para apoyar la formación de menores vulnerables

Los dispositivos se distribuirán en la Comunidad de Madrid dentro del programa Promoción del Éxito Escolar.

LD / Agencias

Indra ha donado 1.000 tablets a través de Cruz Roja destinadas a menores que se encuentran en alguna situación de vulnerabilidad o riesgo social para ayudarles en sus tareas escolares a raíz de la actual situación de cierre de los centros educativos para hacer frente a la expansión del brote de coronavirus.

En un comunicado, Indra señala que las 1.000 tablets entregadas, junto a fundas y mochilas, permitirán a estos menores acceder a programas de educación a distancia y estar en contacto con sus colegios, tutores, docentes y compañeros mientras duren las medidas desarrolladas como respuesta al Covid-19.

Además, la empresa de tecnología y consultoría añade que, posteriormente, los equipos donados facilitarán el mejor acceso a información y programas educativos a estos menores.

La acción realizada a través de Minsait, filial de Tecnologías de la Información de Indra, está estrechamente ligada a los principios de su acción social. Esta se centra, entre otros aspectos, en favorecer que la innovación y la tecnología tengan "un impacto real y social, naturalmente humano, y fomentar el acercamiento de niños y jóvenes a la tecnología".

Las 1.000 tablets han sido entregadas por voluntarios de Indra a Cruz Roja, que las destinará a su programa Promoción del Éxito Escolar dirigido a menores entre 6 y 16 años, así como a estudiantes de 17 y 18 años que estén cursando educación no obligatoria. Los dispositivos se distribuirán en la Comunidad de Madrid.

Ante la nueva situación creada por el Covid-19, Cruz Roja ha adaptado el proyecto para poder seguir dando apoyo a los menores de forma telemática, realizando sesiones de acompañamiento de forma virtual a través de la herramienta Skype, donde un voluntario atiende a un grupo de cuatro a cinco menores, y realiza acompañamiento individual cuando sea necesario.

Todas las familias que forman parte de este proyecto se encuentran en alguna situación de vulnerabilidad y riesgo social, según valoraciones realizadas a nivel económico como a nivel social antes del comienzo en el proyecto por Cruz Roja.

Para conocer la situación de las familias a raíz del Covid-19, se realizó un seguimiento a través de llamadas telefónicas para recoger las necesidades educativas del menor además de otros aspectos.

A continuación