El 70% de los autónomos se quedará sin ayuda: así les niega el Gobierno la prestación

Desde ATA están publicando los testimonios de aquellos autónomos que han presentado la solicitud para poder recibir esta ayuda.

Libre Mercado

El Gobierno ha aprobado una prestación extraordinaria por cese de la actividad para aquellos autónomos afectados por la declaración del estado de alarma. Sin embargo, cumplir los requisitos que se solicitan es complicado y hay muchos trabajadores por cuenta propia que no van a recibir esta ayuda. Por ello, desde la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) han querido recopilar los testimonios de los autónomos que se han visto afectados por la denegación de esta prestación. Según los cálculos de su presidente, Lorenzo Amor, "el 70% de autónomos se quedará sin ayuda por cese de actividad y sin exoneración de cuotas al no poder demostrar una caída de actividad y de ingresos superior al 75% en marzo".

¿Qué requisitos hay que cumplir?

Según estableció el Ejecutivo, para acceder a esta ayuda extraordinaria será necesario haber suspendido la actividad como consecuencia del estado de alarma o acreditar que la facturación en el mes anterior a la solicitud de la prestación es, al menos, un 75% más baja que el promedio mensual desde septiembre de 2019 a febrero de 2020. También será necesario estar dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en el momento de la solicitud y durante se percibe la prestación y estar al corriente de pago de las cotizaciones sociales.

Los rostros del rechazo

Desde ATA están publicando los testimonios de aquellos autónomos que han presentado la solicitud para poder recibir esta ayuda extraordinaria valorada en 661 euros mensuales, lo que supone el 70% de la base mínima por la que cotizan los autónomos.

Javier, un autónomo que tiene un taller de motos y que había solicitado esta prestación a través de su gestoría, ha visto como el Gobierno le denegaba la ayuda. "Después de 10 años como autónomo y de 27 en la empresa privada, no tengo ningún derecho a ningún tipo de ayuda. Eso sí, tengo que pagar la cuota mensual".

Juan Carlos se dedica a la seguridad alimentaria, control y asesoramiento. Él no está en las actividades obligadas a cerrar, pero sus clientes sí. Pese a ello, el Gobierno le ha denegado la prestación. "Me han rechazado la ayuda basándose en que mi actividad no está incluida dentro de las actividades afectadas por el estado de alarma. Solo se tiene en cuenta 1 de cada 10 actividades", cuenta.

Isabel, presidenta de los guías de turismo en Sevilla también ha visto como el Gobierno le denegaba la ayuda. "Las mutuas están descoordinadas y siguiendo diferentes criterios".

Virginia, una fisioterapeuta, también ha visto rechazada la ayuda por considerar que su centro no debía cerrar.

A continuación