La adicción de España al déficit aleja a Sánchez de los coronabonos

España es, ante los ojos de Holanda o Alemania un país irresponsable que no ha puesto orden cuando ha podido.

Francisco Nunes

Los coronabonos son teóricos títulos de deuda pública que el Consejo Europeo está barajando emitir para mutualizar los costes económicos de la pandemia del coronavirus. Éstos, en vez de ser títulos de deuda de una nación, serían títulos de la eurozona en común con tipos de interés más bajos que los emitidos por un sólo estado miembro. España e Italia los ansían. Sin embargo, Holanda, Alemania y los países nórdicos se oponen a ellos. ¿A qué se debe su oposición?

Exigencia de responsabilidades

Desde la gran recesión, de la cual hace más de una década, España ha tenido déficit público, es decir, unos gastos del estado superiores a sus ingresos. Podría haberse reducido el gasto cuando comenzó el crecimiento, en 2014, pero no se hizo.

captura-de-pantalla-2020-04-05-a-las-143

Así pues, España es, ante los ojos de las naciones mencionadas, un país irresponsable que no ha puesto orden cuando ha podido y ve ahora las consecuencias de no haber actuado cuando pudo. En la siguiente gráfica se pueden apreciar los cambios en el crecimiento del PIB y la deuda española como porcentaje del mismo desde 2007, siendo 2005 el año base (100).

captura-de-pantalla-2020-04-05-a-las-143

Además, aunque en 2019 aumentaron los ingresos del estado, fue el primer año de crecimiento del déficit desde la recuperación debido al aumento de gasto del gobierno, en aquel entonces del PSOE. El aumento fue de 2.728 millones de euros.

captura-de-pantalla-2020-04-05-a-las-143

El déficit público en España

España ha sido un país dado al déficit público en estos últimos años, pero, ¿ha sido siempre así?

Según las Estadísticas Históricas de España de la Fundación BBVA, en el período 1850-2000, el 80% de los años hubo déficit.

captura-de-pantalla-2020-04-05-a-las-143

Fuente: @OrestesBarcelo a partir de las Estadísticas históricas de España de BBVA.

Esta situación no parece haber mejorado desde el año 2000 hasta la actualidad, teniendo un 84% de años con déficit.

La alternativa: los préstamos del MEDE

En caso de no salir adelante los polémicos coronabonos, los estados miembros tendrían la opción de optar a un préstamo del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) de un máximo del 2% del PIB del estado miembro y cuyo umbral podría ajustarse en función de la gravedad de la situación. Esta medida tendría que ser aprobada, al igual que la anterior, por el Consejo Europeo y Alemania y Austria ya han afirmado que, a pesar de su oposición a la primera, considera esta segunda medida la adecuada para abordar los cambios por venir debido al Covid-19. "Tiene todos los instrumentos con los que podemos trabajar", señaló el portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert. Por su parte, el canciller austriaco, Sebastian Kurz, califica el MEDE como "un instrumento muy bueno" del que todo país que lo necesite puede recibir ayuda.

España no redujo el déficit cuando pudo. Alemania, Holanda y los países nórdicos se escudan en este hecho para negarse a mutualizar la deuda mediante coronabonos. Otra opción sería recurrir a los préstamos del MEDE, pero la primera opción es la preferida por países como España e Italia, entre otros. No parece que la idea de mutualizar la deuda en la eurozona vaya a salir adelante, pero debemos pensar en los argumentos de sus oponentes y tenerlos en cuenta para, cuando podamos, tomar esta vez el camino correcto.

A continuación