Los repartidores avisan de desabastecimiento si el Gobierno no les facilita material sanitario

"Tiene que ser el Gobierno el que nos suministre las mascarillas y los guantes porque no hay en el mercado y, las que hay, las confisca", señala UNO.

Patricia Malagón

La patronal UNO Logística, que reúne a las grandes empresas logísticas de España, ha lanzado una voz de alarma al Gobierno. La falta de material de protección puede provocar rupturas en la cadena de suministros generando desabastecimientos y retrasos notables en la entrega de pedidos. "Tiene que ser el Gobierno el que nos suministre las mascarillas, los geles, los guantes y las gafas porque ahora mismo no hay en el mercado y, las que hay, las confisca el Gobierno para el personal sanitario, que es prioridad absoluta para estos productos", explican. Lo que UNO solicita es formar parte del segundo gran grupo de profesionales, tras los sanitarios, con prioridad en recibir este tipo de elementos de seguridad sanitaria básica", señalan desde la organización.

Una reclamación a la que José Luis Ábalos, ministro de Transportes, respondió en rueda de prensa de la siguiente manera: "La patronal logística no tiene material de protección. Ya nos han trasladado la petición esos colectivos, hay inquietud y estamos tratando de ser sensibles y estamos en esa tarea, tenemos peticiones de otros colectivos también, esperamos concluir esta gestión".

Sin embargo, el temor a no recibir estos productos es grande y afectaría a comercios, tiendas y compradores particulares. "Confiamos en que puedan cumplirlo y que nos lo faciliten cuanto antes. Nuestro temor es que pueda haber roturas de la cadena de suministro si no nos dan ese material porque nuestros profesionales la necesitan", advierte en UNO.

El sector logístico ha vivido un repunte del 15% en las operativas relacionadas con el comercio electrónico relacionado con productos de alimentación, primera necesidad y parafarmacia, a la vez que ha vivido un descenso importante de aquellas vinculadas a las actividades comerciales afectadas por el estado de alarma. "Las empresas están priorizando el reparto de abastecimiento de alimentación, farmacias y productos de primera necesidad, tanto en el suministro a establecimientos de alimentación y farmacias para la reposición diaria de productos como en el reparto a domicilio de comercio electrónico, donde también se priorizan los productos de alimentación, nutrición e higiene", señalan desde la patronal.

La tarea que están desempeñando estos trabajadores se torna fundamental para poder surtir a los supermercados y a las farmacias, por eso, la falta de material sanitario podría provocar un desabastecimiento temporal en los comercios. Francisco Aranda, presidente de UNO, ha asegura que: "nuestros profesionales están haciendo un elevado esfuerzo para garantizar el suministro a establecimientos de alimentación, de productos de primera necesidad y farmacéuticos, y el reparto a domicilio durante esta crisis, para facilitar las condiciones de vida de los ciudadanos durante el estado de alarma. Es fundamental salvaguardar su seguridad, porque son un colectivo fundamental en el abastecimiento y porque dotándolos de estos elementos podemos prevenir un repunte de casos de coronavirus".

A continuación